Aleteia

Aborto: la Iglesia española no hace las leyes, pero tiene derecho a hablar

© DR
Momento de la rueda de prensa de monseñor Martínez Camino, 19 de abril de 2013
Comparte

Los obispos dan la bienvenida a la transparencia económica y anuncian una auditoría externa

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Martínez Camino dio la “bienvenida” a la transparencia y explicó que la CEE “ya está trabajando así”.

El obispo auxiliar de Madrid explicó que ya se presenta un informe anual sobre el destino de los fondos obtenidos a través de la Asignación Tributaria y anunció que este año se ha contratado una auditoría por parte de una empresa externa.

"La transparencia es el modo de actuar de la Iglesia con los dineros", afirmó monseñor Juan Antonio Martínez Camino, que tras se preguntado por los periodistas explicó que en estas cuentas no se encuentra lo recibido por los colegios concertados o los profesores de Religión: “Eso no es para la Iglesia”, afirmó el portavoz de la CEE, explicando que este dinero se destina tanto a centros católicos como no católicos y que es conforme al derecho de los padres a la educación de sus hijos.

Durante el turno de preguntas a los periodistas, monseñor Martínez Camino explicó que no ha habido ningún contacto con el Ejecutivo sobre la posible ley de transparencia y explicó que no tienen conocimiento de si dentro de esta ley se incluirán partidas públicas como la exención del IBI o los impuestos sobre basura.

Presiones por la Ley del Aborto

Ante la posibilidad de que la Iglesia católica este presionando al Gobierno para reformar leyes como las del Aborto o el Matrimonio Homosexual, el portavoz de la Conferencia Episcopal Española negó tajantemente esta posibilidad.

"La Iglesia ni legisla ni quiere legislar, no es su cometido No actúa como un actor político. Habla de cuestiones que tienen una implicación política. Y nadie va a negar ese derecho a la Iglesia. La Iglesia es un actor de la vida social, y con cierta relevancia, en España. Todos tienen derecho a expresarse, todos. No pensamos que haya ningún dirigente político que quiera negar ese derecho".

"En lo que respecta a los derechos fundamentales, apuntó Monseñor Martínez Camino, la Iglesia tiene la obligación de proponerlas, proponerlas reiteradamente. No tiene medios para imponerlas. La Iglesia propone su doctrina moral, en España y en todo el mundo. Y la propone para que los católicos la puedan vivir coherentemente" y además indicó que la CEE dice lo mismo con este Gobierno, con el anterior y con el precedente.

"Es necesaria la revisión de la legislación actual para que sean protegidos adecuadamente los derechos de todos. De los que van a nacer, que no se pueden defender, y no por tener solo unos días dejan de tener derecho a la vida. Donde hay un ser humano, hay derecho a la vida. Los conflictos con los derechos d otros deben ser regulados de manera justa, y las leyes actuales no los regulan de manera justa", reiteró el secretario general de la CEE, añadiendo que “esto no es ninguna presión, sino la proclamación de las implicaciones de la fe y de la moral que se deriva de ella. No se puede quitar la vida a un ser humano inocente".

Los mártires murieron perdonando

En la Rueda de Prensa, el portavoz de la CEE explicó que los obispos españoles han aprobado un documento con motivo de las beatificaciones que tendrá lugar este otoño en Tarragona por el Año de la Fe.

En este documento apuntan a que el martirio "es un don concedido a pocos, pero todos deben estar dispuestos a confesar a Cristo delante de los hombres, y a seguirlo en el camino de la Cruz en medio de las persecuciones, que nunca le faltan a la Iglesia".

Se refieren así  a los mártires de la "persecución religiosa" en España en los años 30, con los que hasta la fecha se han dado 1001 beatificaciones y once canonizaciones.

"Estos hermanos nuestros -continúa la nota- tampoco se dejaron intimidar por coacción ninguna, ni moral ni física. Fueron fuertes cuando eran vejados, maltratados o torturados". En el mensaje, dejaron claro que "los mártires murieron perdonando", por lo que son "modelos de fe, de amor y de perdón", en mitad de "una sociedad azotada por la crisis religiosa, moral, social y económica, en la que crecen las tensiones y los enfrentamientos".

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.