Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
Santa Viviana
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Los obispos españoles, muy preocupados por la creciente tensión social

© Cesar MANSO / AFP

Alvaro Real - publicado el 15/04/13

El cardenal Rouco pide responsabilidad a políticos y medios de comunicación

El pasado viernes, la Comisión Europea alertó sobre la "conflictividad creciente" en el diálogo social en los Veintisiete desde el inicio de la crisis económica en 2008. En el caso de España, el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, mostraba como elementos de conflictividad: "La muy complicada situación de España es consecuencia de muchos factores: el fallo del modelo educativo", la legislación laboral "inapropiada", el "uso inadecuado de fondos estructurales" y "la falta de inversión en capital humano”.

El problema se radicaliza cuando la agitación social se “calienta” con fines políticos, por parte de grupos antisistema y radicales, como denuncian hoy algunos medios de comunicación: http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/1876996/espana/objetivo-un-estado-ingobernable#.UWvaQoKJd-M.

Los obispos españoles son conscientes de este crecimiento de la conflictividad y de la tensión social y el presidente de la CEE ha dedicado uno de los puntos de su discurso durante el comienzo de la Asamblea Plenaria a las actuales tensiones que vive la sociedad civil: “ante la difícil situación económica por la que atravesamos, las tensiones sociales no parecen disminuir”.

Para el arzobispo de Madrid: “Es necesario vigilar para que el delicado equilibrio de la paz social no sufra graves alteraciones que tendrían consecuencias negativas para todos” y se centra en bienes como la reconciliación, la unidad y la primacía del derecho.

El cardenal Rouco Varela manda un mensaje para todos aquellos que agitan las calles: “Nadie debería aprovechar las dificultades reales por las que atraviesan las personas y los grupos sociales para perseguir ningún fin particular, por legítimo que fuere, que perdiera de vista los mencionados bienes superiores” y reitera: ”Menos aún se podrá tolerar que tales conductas particularistas fueran realizadas por medios contrarios a los derechos fundamentales de nadie y a la legalidad vigente”.

En este orden de cosas envía una serie de mensajes:

A los responsables de la acción política y social: “Han de mantener el espíritu de lealtad, concordia y respeto de la ley -de la ley civil y de la ley moral- sin los cuales su insustituible aportación al bien común quedaría en entredicho”.

A los medios de comunicación: “Han de ser fieles a la verdad de las cosas, sin ceder a la tentación de acentuar los problemas o de azuzar las diferencias, que una visión poco veraz y poco generosa podría alimentar en ellos, presionados tal vez por las dificultades económicas de las que también son víctimas”.

A los agentes de la vida económica en el mundo de las finanzas y de la empresa: “es el momento de ajustar las conductas a un modo de vida acorde con nuestras verdaderas posibilidades, huyendo de la codicia y de la ambición desmedida, actuando siempre de acuerdo con los imperativos de la honradez y de la auténtica solidaridad”.

El presidente de la CEE recuerda a todos los cristianos la llamada universal a la santidad, que en el caso de los laicos, debe ser llevada a cabo en “la participación en la acción social y política”.

“La Iglesia declara que no es tarea suya formular soluciones concretas -y menos todavía soluciones técnicas- para los problemas de orden temporal”, afirma el cardenal Rouco Varela, que alaba como legítimo un sano “pluralismo social y político entre los católicos”, que advierte, “no debe ser confundido con el relativismo”.

El arzobispo de Madrid también ha querido acordarse de todos aquellos que “ejercen la caridad social a través del ejercicio honrado y laborioso del propio trabajo o profesión, de los deberes para con la familia y de la solidaridad práctica con los más desfavorecidos” y ha destacado a todos los voluntarios que “dedican su tiempo a las obras por las que diversas instituciones de la Iglesia asisten a los necesitados y a los más afectados por la crisis”.

Tags:
crisis
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.