Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Comienza mañana el ministerio petrino del papa Francisco

aleteia

Chiara Santomiero - publicado el 18/03/13

Padre Lombardi explica los detalles de la Misa de inauguración

132 delegaciones de diversos países, 33 delegaciones de Iglesias cristianas no  católicas, numerosas representaciones de las comunidades judías, musulmanas, budistas, jainistas y también de los sij,

180 concelebrantes, 1200 entre sacerdotes y seminaristas y un número incalculable de fieles, a quienes se permite el acceso a la plaza sin necesidad de pase: las cifras pueden dar una idea de la expectación hacia la celebración de inicio del pontificado de Francisco, que tendrá lugar el martes 19 de marzo, fiesta de san José, patrono de la Iglesia.

La fórmula exacta es, como explicó el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede, “Inicio del ministerio petrino del obispo de Roma”, es decir, la Misa solemne de inicio del servicio a la Iglesia universal por parte del Papa que es obispo de Roma”. No se trata por tanto de una “entronización, porque el Papa no es un rey” añadió el asistente lingüístico para el español, José María Gil Tamayo.

Y el ministerio se llama petrino “porque el Papa es el sucesor de San Pedro”. De hecho, la celebración está “ligada a los lugares en los que tiene lugar: comienza en la tumba de san Pedro bajo el altar central de la basílica y llega a la plaza que, según la tradición – es decir, el circo de Nerón – del martirio de Pedro”.

Esto explica por qué la celebración está marcada por momentos y gestos muy significativos.

El Papa dejará la Domus S. Marta sobre las 8,45-50 y subirá al Papamóvil o a un jeep para realizar un largo giro en la plaza entre los fieles antes de la celebración que empezará a las 9,30.

Desde la sacristía junto a la Piedad de Miguel Ángel, donde el Papa vestirá los ornamentos litúrgicos, se dirigirá a la tumba de Pedro acompañado por los patriarcas y los arzobispos mayores de las Iglesias orientales católicas, que son una decena, de los que 4 son cardenales, y todos concelebrarán junto a Francisco.

Junto a la tumba del apóstol se han colocado el nuevo anillo del Pescador y el palio, signos del ministerio petrino que entregan los diáconos, los cuales, junto al evangeliario, los llevarán en la procesión, compuesta por el propio Papa, los patriarcas y los arzobispos mayores desde el centro de la basílica hacia el atrio.

Durante la procesión se cantarán las “Laudes regie”, un canto letánico en honor a Cristo en el que se invoca a muchos santos, entre los cuales, explícitamente, a los santos papas posteriores a los apóstoles. “El último de estos – señaló Lombardi – es san Pío X”. “Sólo santos y no beatos”, añadió, haciendo evidentemente referencia a Juan Pablo II.

En el atrio, antes de empezar la celebración, el palio y el anillo del Pescador serán entregados al pontífice.

El palio es el mismo de Benedicto XVI: se trata de una banda de lana que el pontífice lleva sobre los hombros en recuerdo del Buen Pastor que lleva a los corderos en los hombros. En el palio están dibujadas cruces rojas que recuerdan los signos de la Pasión de Cristo (las mismas cruces, pero en negro, se encuentran en el palio que se impone a los arzobispos metropolitanos en la solemnidad de san Pedro).

El palio se lo impondrá a Francisco el protodiácono, el cardenal Tauran, que es el mismo que dio el anuncio “gaudium magnum”.

Después, el protopresbítero (el decir, el primero de los cardenales presbíteros), el cardenal Daneels, recitará una oración de bendición sobre el pontífice.

Finalmente, el cardenal decano, que es el protoepíscopo, Angelo Sodano, entregará a Francisco el anillo piscatorio.

El anillo del Pescador se llama así porque el primer apóstol, san Pedro, era un pescador.

El modelo elegido por Francesco entre los que le presentó monseñor Guido Marini, el ceremoniero pontificio, es un anillo de plata dorada en el que está representado san Pedro con las llaves, obra de Enrico Manfrini, autor de obras de arte sacro. El modelo se remonta a Pablo VI y lo ha transmitido a monseñor Marini uno de los secretarios de Pablo VI, monseñor Macchi.

Los 180 concelebrantes son todos los cardenales presentes en Roma, los patriarcas y los arzobispos mayores, el secretario del colegio cardenalicio, monseñor Lorenzo Baldisseri y dos sacerdotes, el franciscano José Rodriguez Carballo, ministro general de los frailes menores y presidente de la Unión de superiores mayores, y el padre Adolfo Nicolás, prepósito general de la Compañía de Jesús.

Después de la entrega del palio y del anillo, el último rito que precede a la celebración es el acto de homenaje y obediencia al nuevo papa por parte de 6 cardenales, 2 por cada orden de pertenencia.

En el rito del martes no está previsto el acto de obediencia realizado por los representantes de los demás componentes del pueblo de Dios, como los laicos, que tendrá lugar en el acto de toma de posesión por parte del Papa, de la cátedra de Roma, San Juan de Letrán.

Las lecturas de la misa son las de la solemnidad de san José. El evangelio se cantará en griego: “es costumbre – explicó Lombardi – que en las grandes celebraciones, el Evangelio se cante en latín y en griego en el signo de las dos tradiciones litúrgicas de la Iglesia. El martes, se cantará sólo en griego por sencillez, pues muchas partes de la liturgia son en latín”.

La homilía, en cambio, se dirá en italiano y atención a los añadidos: “ya hemos experimentado que al Papa le gusta introducir variaciones en el texto”.

Otras particularidades de la celebración son, siempre por una exigencia de simplificación, que no habrá procesión de las ofrendas, y el hecho de que la comunión no será distribuida por el papa personalmente sino por los diáconos, mientras que 500 sacerdotes se ocuparán de los fieles en la plaza.

Se calcula que la celebración debería durar en torno a las dos horas.

El canto lo llevarán el coro de la Capilla Sixtina y la Capilla de música sacra. Lombardi destacó, en el ofertorio, el motete de Luis de Palestrina compuesto a propósito para el inicio del ministerio petrino y por tanto raro de escuchar: Tu es pastor ovium, “tu eres el pastor de las ovejas”.

La celebración terminará con el canto del Te deum, después del cual no habrá, como en otras ocasiones, Ángelus, porque esta vez el inicio del pontificado no tiene lugar en domingo.

El Papa volverá a la basílica y, tras dejar las vestimentas litúrgicas, irá al altar central, donde saludará a los jefes de las delegaciones de los Estados extranjeros que hayan querido participar en la celebración.

A propósito de esto, Lombardi quiso precisar que “la Santa Sede no invita a nadie a los actos, se limita a comunicar que habrá una celebración: son los gobiernos y los Estados, incluso los que no tienen relaciones diplomáticas con el Vaticano los que deciden si participan”. “Quien quiere venir– afirmó Lombardi a propósito de la polémica sobre la participación de jefes de Estado más o menos queridos por la opinión pública de sus países – es bienvenido: no hay privilegiados ni rechazados”.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.