Aleteia

Clericus Cup, el mundial que se juega en el Vaticano

Comparte

16 equipos formados por cerca de 400 jugadores de 65 países compiten por el titulo. Foto © Mauricio Artieda

Aunque durante estos días, en Roma, el Cónclave y la elección del nuevo Papa son el foco de atención, el torneo de futbol del Vaticano, la Clericus Cup, no está pasando desapercibido. Al contrario, cada vez genera más pasión y expectación. Por lo menos, en España, que manda por primera vez una selección.
 
La prueba de esto, es que en la edición de este año (la séptima) participan 16 equipos, formados por cerca de 400 sacerdotes de 65 países diferentes. Se trata de clérigos o seminaristas que se están preparando para el sacerdocio. Todos ellos viven y estudian en Roma y pertenecen a diferentes realidades eclesiales como por ejemplo los Legionarios de Cristo o el Camino Neocatecumenal.
 
La Clericus Cup de este año presenta algunas novedades y peculiaridades. Por primera vez cuenta con la participación de un equipo español, formado por curas del Pontificio Colegio Español de Roma. Y aunque parezca una broma, entre los jugadores están Iniesta y Rajoy. Pero no son los mediáticos. Se trata de Juan Iniesta y Alberto Rajoy (el capitán del equipo) que solo comparten apellido y origen con el jugador del Barça y el presidente de España, respectivamente.
 
Antes de su debut, el equipo español de curas recibió mensajes de ánimo. El más destacado, el del seleccionador nacional Vicente del Bosque, que les envió un vídeo con algunos consejos. Pero de poco sirvió. Los curas españoles, no supieron practicar el famoso “tiqui-taca” de la Roja y perdieron estrepitosamente por 6 a 0 contra los Mártires Norteamericanos. Pese a este mal trago, el equipo aún tiene posibilidades de acceder a cuartos de final si gana los próximos dos partidos. El siguiente, se disputa el sábado 9 de marzo contra el Ponficio Collegio Urbano.
 
Por otro lado, cabe recordar que los jugadores mexicanos son una de las grandes revelaciones del torneo, tanto por el número de participantes, como por su entusiasmo y calidad. De hecho, Mater Eclesiae (uno de los equipos con mayor número de mexicanos) empezó con victoria y es líder de su grupo. A parte de los curas mexicanos, la mayoría de jugadores que forman el resto de equipos son de Italia, Brasil y Estados Unidos.
 
En una liga tan peculiar tiene que haber reglas especiales. Un dato curioso es que en la Clericus Cup, además de la tarjeta roja y amarilla, existe la azul para evitar blasfemias. Al recibir esta amonestación, los jugadores serán expulsados durante 5 minutos para calmarse y reflexionar sobre su conducta inapropiada.
 
La Clericus Cup lleva celebrándose desde 2007. Fue ideada por el cardenal, secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, un reconocido amante del fútbol que incluso como obispo de Génova llegó a comentar por radio partidos de la liga italiana.
 
Para más información: http://www.clericuscup.it
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.