Aleteia

Médicos católicos rechazan la píldora del día después

© Corinne SIMON / CIRIC
Una mujer se dispone a tomar Norlevo©, la píldora del día después
Comparte

Dr. Simón: no existen las píldoras del día después sin efecto abortivo

<!–
/* Font Definitions */
@font-face
{font-family:"MS 明朝";
mso-font-charset:78;
mso-generic-font-family:auto;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-536870145 1791491579 18 0 131231 0;}
@font-face
{font-family:"Cambria Math";
panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:auto;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-536870145 1107305727 0 0 415 0;}
@font-face
{font-family:Cambria;
panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:auto;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-536870145 1073743103 0 0 415 0;}
/* Style Definitions */
p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal
{mso-style-unhide:no;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
margin:0cm;
margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"MS 明朝";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
a:link, span.MsoHyperlink
{mso-style-priority:99;
color:blue;
mso-themecolor:hyperlink;
text-decoration:underline;
text-underline:single;}
a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed
{mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
color:purple;
mso-themecolor:followedhyperlink;
text-decoration:underline;
text-underline:single;}
.MsoChpDefault
{mso-style-type:export-only;
mso-default-props:yes;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"MS 明朝";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
@page WordSection1
{size:595.0pt 842.0pt;
margin:72.0pt 90.0pt 72.0pt 90.0pt;
mso-header-margin:35.4pt;
mso-footer-margin:35.4pt;
mso-paper-source:0;}
div.WordSection1
{page:WordSecti

La Conferencia Episcopal Alemana ha aprobado este jueves la píldora poscoital (píldora del día después) para mujeres que hayan sufrido una violación, argumentando que uno de los efectos, el anovulatorio, no es contrario a la moral cristiana, aunque rechazan su uso con efecto antiimplantatorio.

Esta decisión llega tras las protestas en el país después de que dos hospitales católicos rechazaran el mes pasado tratar a una víctima de violación. http://www.wradio.com.mx/noticias/internacional/niegan-ayuda-hospitales-catolicos-a-joven-violada-en-alemania/20130117/nota/1826462.aspx

En este sentido los obispos alemanes han decidido que los hospitales de la Iglesia deben ofrecer y asegurar el cuidado médico, psicológico y espiritual a las mujeres, que podrán decidir si quieren tomar la píldora.

Pero la Iglesia Alemana ha aclarado que la preinscripción es legítima siempre que la píldora sirva para evitar la fecundación y por lo tanto que no tenga un carácter abortivo. "Los métodos médicos y farmacéuticos que induzcan la muerte de un embrión seguirán sin ser usados", ha explicado Robert Zollitsch, portavoz de los obispos alemanes.

http://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE91K06220130221

En Alemania se venden desde hace varios años dos preparados de píldora del día después, que deben administrarse en las primeras 72 horas después del acto sexual.

Sin embargo, "la píldora del día después tiene un efecto abortivo. No existen esas supuestas píldoras del día después sin efecto abortivo de las que hablan los obispos alemanes" asegura José María Simón Castellví, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC).

El doctor Simón recuerda que con las píldoras poscoitales el riesgo de aborto es real. "Unos hablarán del 70%, otros del 50%". En este sentido recuerda que la Iglesia defiende la vida y no la muerte (ver http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=27816)

Por lo tanto, el doctor Simón explica que según la moral católica y la práxis médica se debe ofrecer otra ayuda a las mujeres violadas:

En primer lugar, ayuda espiritual, psicológica y médica a la mujer (lavado vaginal, antibióticos de amplio espectro, análisis de sangre para conocer el estado de fertilidad de la mujer, etc.). También recuerda que es importante localizar al violador y comprobar sus posibles enfermedades de transmisión sexual.

Es fundamental nunca administrar un fármaco abortivo o provocar un aborto. No se puede, por tanto, administrar un fármaco con probabilidades altas de ser antiimplantatorio (píldora del día siguiente, ulipristal, etc.) para evitar un embarazo.

De la misma manera, no se puede utilizar un anovulatorio para combatir una afección como el acné deseando que actúe también como inhibidor de la ovulación (abuso del principio del doble efecto).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.