Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Un Papa puede dimitir?

POPE FRANCIS

Antoine Mekary / ALETEIA

Aleteia Team - publicado el 11/02/13

Cuando un hombre se convierte en Papa, lo es para toda la vida a no ser que decida dimitir. Pero ¿ha sucedido alguna vez?

Cuando un hombre se convierte en Papa, lo es para toda la vida a no ser que decida dimitir. El actual Código de Derecho Canónico prevé especificadamente una situación en la que el Papa pueda querer dimitir: «Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no que sea aceptada por nadie” (n. 332 §2).

Es el Papa el que promulga el Código de Derecho Canónico, y tendría la capacidad de dimitir aunque el Código no lo hubiese previsto.

Hay al menos otros cuatro ejemplos, además de Benedicto XVI, en el que un Papa haya dimitido. La historia de los dos primeros se cruza. Teofilatto di Tuscolo fue papa Benedicto IX en 1032, a la edad de 20 años, por la influencia política de su padre.

En 1045, dimitió por una fuerte suma de dinero y otorgó el papado a su padrino, un sacerdote de nombre Giovanni Graziano, que se convirtió en el papa Gregorio VI.

Poco más de un año después, sin embargo, en 1046, un sínodo de obispos lo acusó de simonía (el pecado de comprar o vender un oficio eclesiástico, llamado así por el caso de Simón el Mago, que intentó comprar las órdenes sagradas en Hechos 8,18-20), y también él dimitió.

En cuanto al tercer ejemplo, es el de Pietro da Morrone, nacido en una familia pobre y que se hizo ,monje benedictino a los 17 años, siendo después ordenado sacerdote.

Llevó durante muchos años una vida muy disciplinada según el ascetismo de san Juan Bautista. Después de que los doce cardenales encargados de la tarea de elegir un nuevo Papa tras la muerte de Nicolás IV no hubieran conseguido durante dos años ponerse de acuerdo en un candidato, Morrone les hizo llegar un mensaje por el que Dios habría enviado un serio castigo sobre la Iglesia si no elegían al nuevo pontífice en cuatro meses.

Movidos a actuar, los cardenales eligieron por unanimidad a Morrone como Papa. Él aceptó, fue consagrado obispo (era solo sacerdote) y se convirtió en el papa Celestino V en julio de 1294.

Sin embargo, después de cinco meses, y después de una serie de decisiones poco afortunadas, se convenció de que Dios le estaba volviendo a llamar a su vida anterior de eremita.

Dado que algunos miembros de la Iglesia seguían perplejos ante el hecho de que un Papa pudiera dimitir legítimamente, emitió un decreto declarando definitivamente esta posibilidad, y lo hizo en diciembre de 1294.

Su inmediato sucesor, el papa Bonifacio VIII, temía que Celestino V pudiera ser una amenaza para su poder. Bonifacio hizo apresar a Celestino, que acabó muriendo en la cárcel. Pocos años después, a raíz de la muerte de Bonifacio, Celestino fue canonizado por el papa Clemente V.

La última vez que un papa dimitió, antes del actual papa emérito, fue en el siglo XV. Cuando Gregorio XII fue elegido al solio pontificio tras la muerte de Inocencio VII en 1406, hubo otra persona que afirmaba ser Papa en Aviñón (Francia).

Aun reclamando falsamente el papado, el antipapa francés estaba creando una gran confusión en la Iglesia.

Cuando fue elegido, Gregorio XII concordó el hecho de que dimitiría si el antipapa francés hiciera lo mismo, permitiendo al mismo tiempo a la Iglesia elegir un nuevo pontífice.

Después de muchos años de impasse apareció un segundo antipapa. Al final la situación se resolvió cuando Gregorio XII autorizó el Concilio de Constanza y dimitó. El Concilio depuso a ambos antipapas y eligió un nuevo pontífice, Martín V.

Tags:
infalibilidadpontificado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.