Aleteia

El que cree en el amor, ama a los demás, dice el Papa

© Joël SAGET / AFP
Vagabundo en una calle de París
Comparte

Mensaje de Benedicto XVI para esta Cuaresma

Benedicto XVI ha tomado papel y pluma para aclarar una de las acusaciones o malentendidos más comunes:  la Iglesia sólo se dedica a cuestiones de fe o de liturgia, olvidando la caridad y entrega a los pobres y necesitados.
 
Para el papa esta visión no tiene nada que ver con el mensaje de Cristo, pues “la principal actitud característica de los cristianos es precisamente el amor fundado en la fe y plasmado por ella”.
 
En el Mensaje para la Cuaresma 2013, que tiene lugar en el Año de la Fe, presentado el 1 de febrero en la Sala de Información de la Santa Sede, el obispo de Roma recuerda que “el cristiano es una persona conquistada por el amor de Cristo y movido por este amor, está abierto de modo profundo y concreto al amor al prójimo”.
 
Por eso, insiste, “resulta claro que nunca podemos separar, o incluso oponer, fe y caridad. Estas dos virtudes teologales están íntimamente unidas por lo que es equivocado ver en ellas un contraste o una «dialéctica»”.
 
Según el mensaje pontificio, que lleva por título “Creer en la caridad suscita caridad”, por una parte el cristiano debe evitar hacer “fuerte hincapié en la prioridad y el carácter decisivo de la fe, subestimando y casi despreciando las obras concretas de caridad y reduciéndolas a un humanitarismo genérico”.
 
“Por otro –aclara–, también es limitado sostener una supremacía exagerada de la caridad y de su laboriosidad, pensando que las obras puedan sustituir a la fe”.
 
Por eso concluye: “Para una vida espiritual sana es necesario rehuir tanto el fideísmo como el activismo moralista”.

Puede leerse el mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma 2013 en:
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/messages/lent/documents/hf_ben-xvi_mes_20121015_lent-2013_sp.html

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.