Aleteia

Chile: Rechazo a la violencia contra los mapuches

Comparte

Misión de los jesuitas pide resolver los problemas antiguos para alcanzar una paz duradera

Un nuevo atentado incendiario se ha registrado en región chilena de La Araucanía. Este es el primero tras una pausa de 48 horas en la zona, a casi 700 kilómetros al sur de Santiago de Chile, tras varios incendios premeditados ocurridos entre el viernes y sábado pasados, en uno de los cuales murió calcinado en su casa un matrimonio.

La muerte de la pareja llevó al Gobierno a pedir que los responsables sean procesados por la ley antiterrorista y a aumentar aún más el ya numeroso contingente policial desplegado en la región, donde se arrastra desde hace varios años el llamado "conflicto mapuche". La reclamación por parte de algunas comunidades de tierras que consideran ancestrales y que están en manos de empresas agrícolas o forestales ha enmarcado una creciente actividad de grupos que han optado por la violencia para sustentar esas demandas.

Los jesuitas de la MIsión Mapuche reiteraron total su rechazo a la violencia y pidieron que el Estado de Chile demuestre el mismo rigor y la misma fuerza en la condena de toda violencia y de todo asesinato en Arauco y en Araucanía. "Reiteramos nuestro llamado al diálogo y la reparación histórica como único camino que establecerá una paz duradera", destacaron en un comunicado, que advierte que "mientras no se atiendan las raíces históricas de dicha cuestión no se encontraran caminos de justicia que aseguren la paz". Para los jesuitas que caminan junto a la comunidad mapuche, "la demanda mapuche no puede ni debe confundirse con violencia contra personas y menos con muerte. Es una demanda de vida para su pueblo y para todos".

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.