Aleteia

El factor cristianismo puede ser decisivo para Oriente Medio

Comparte

En un libro-entrevista, el intelectual maronita Samir Frangieh describe la situación tras la “Primavera árabe”

Los cristianos son el factor que puede equilibrar la balanza en Oriente Medio, donde “es fácil tomar partido, pero mucho más arduo tejer vínculos y construir oportunidades de diálogo. Lo señala el historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio Andrea Riccardi, autor del prefacio del libro-entrevista al exponente del pensamiento árabe contemporáneo Samir Frangeih El día después de la primavera, del periodista italiano Riccardo Cristiano (Mesogea). El volumen transmite la idea de que los cristianos sirios y, en general, los cristianos de Oriente, ahora tienen la oportunidad histórica de convertirse en vínculo entre “comunidades atemorizadas”.

Frangeih está convencido de que “la caída del régimen de Assad marcará el final de la guerra fría de Oriente Medio”. “Esta es el alma de la cultura ‘laica’ del partido Ba’ath [el de Assad], que hizo del nacionalismo una ideología -sostiene Frangieh- y que, al perseguir a los Hermanos Musulmanes y a las diferentes fuerzas de inspiración religiosa, ha contribuido a la ideologización de la religión. Esta comparación entre una ideología enferma y la religión convertida en una ideología fue sublimada por Osama Bin Laden, que trató de difundir su idea entre todos: ‘basta de nacionalismo en contra de la religión, la nueva opción es el terrorismo en contra del poder mundial’. ¿Quién hizo que todo esto desapareciera? La Primavera, que canceló el nacionalismo, el islamismo y el terrorismo, proponiendo la ideología de la vida cotidiana”.

En la Siria del futuro, según Frangieh, los cristianos podrían tener un papel determinante, puesto que son la única comunidad que puede ofrecer garantías a las demás comunidades, atemorizadas las unas de las otras. Entonces, las religiones dejarán de ser un problema para convertirse en riqueza de la sociedad. Seguir leyendo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.