Aleteia

Jóvenes

Comparte
Comenta

Transmitirles confianza, darles oportunidades para que muestren su creatividad y su capacidad para responder a grandes retos y sobre todo ponerles ante personas que sean fuente de inspiración para querer ser mejores personas y buenos profesionales.

Está claro que estas son las claves para hacer que a un joven le brillen los ojos, que sueñe a lo grande y que no se conforme con cualquier cosa o cualquier opción de vida.

Sé la teoría; pero tengo dudas respecto a mi habilidad para llevar todo esto a la práctica con mis propios hijos, aunque ganas no me faltan.

Hoy me he encontrado con este vídeo, de los salesianos, cómo no, que rápidamente he enviado al mail de mis hijos. Ellos saben que de vez en cuando les mando mensajes, citas, canciones, vídeos o noticias sobre temas que sé que les interesan. Es una manera de que tengan un motivo para sentarse delante del ordenador a hacer algo más constructivo que ponerse a buscar vídeos.

Desde que hago esto me he dado cuenta de que les gusta saber que a lo largo del día, mientras están en el colegio me acuerdo de ellos y que no siempre les mando lo mismo a los dos. De hecho cuando pasa tiempo sin recibir un e-mailil, me reclaman “que les busque algo interesante”.

Hoy les espera este sugerente vídeo en su bandeja de entrada, seguro que nos da juego para una rica conversación después.

Con el lema “Mi Vida: #MensajeDirect”, la Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor ha presentado esta campaña, que responde a la pregunta: ¿Qué diría un santo del siglo XIX, Don Bosco, a un joven del siglo XXI?

Con frases del propio Don Bosco, pero dichas por salesianos y educadores, se invita a los jóvenes a pensar en el sentido de sus vidas, en lo que quieren ser y en las metas que están llamados a alcanzar. Se propone a los jóvenes, también, ser comprometidos, alegres, que crean en sí mismos y en Dios. Y, especialmente, que quieran dejar una huella en la historia, en la suya y en la de muchos.

Hoy necesito confiar en que, entre vídeos como éste y las conversaciones que tenemos a todas horas, mis hijos se plantearán su vocación en serio y sabrán responder con valentía a las grandes cuestiones a las que todos debemos responder para sentirnos realizados. @amparolatre

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día