Aleteia

“Big Little Lies”: Mentiras con vistas al mar

HBO
Comparte
Comenta

La propuesta de la HBO es una interesante propuesta sobre mujeres y sobre mentiras, salpicada de importantes ideas éticas y morales

Con frecuencia, el mar suele emplearse en el cine o la televisión para representar la libertad. En este sentido, no nos debería extrañar que el inmenso océano azul tenga una presencia tan marcada en la serie de la HBO, Big Little Lies.

Producida por Nicole Kidman y Reese Witherspoon, la mini-serie de siete episodios está protagonizada por ambas actrices, envidiablemente acompañadas por Shailene Woodley (Divergente) y Laura Dern. En efecto, Big Littel Lies es una serie “sobre” mujeres pero no estrictamente “de” mujeres, aunque lo femenino planee constantemente sobre la historia y sobre su propia producción.

Si en la primera fila del reparto sobresalen por derecho propio los nombres de Kidman, Witherspoon, Woodley y Dern, al otro lado de las cámaras los nombres dominantes son de hombres.

Si bien es verdad que todo parte de la novela de una mujer, Liane Moriarty, no es menos cierto que quien montó el circo para convertir el libro en una serie de televisión fue un hombre, David E. Kelley, creador de otra mítica serie de, sorpresa, otra mujer, Ally McBeal.

Bromas aparte, no menos importancia habría que darle al encargado de filmar la serie. El canadiense Jean-Marc Vallée, responsable de títulos como Dallas Buyers Club y Demolición que consigue imprimir en el relato cierto aire hipnótico, cercano y reconocible pero hermético y misterioso a la vez. Se puede contemplar sin dificultad y al mismo tiempo invita a reflexionar sobre muchas cosas más. Muy interesante.

Big Littel Lies nos cuenta la historia de tres mujeres (al final serán cinco) que coinciden en el primer día de colegio de sus hijos. Un incidente aparentemente banal, desencadenará las rencillas de una apacible y acomodada comunidad que desembocará en un turbio asesinato en mitad de una fiesta.

La serie está contada a modo de flash-back. Arranca con las luces de la policía inundando la pantalla y con los agentes acercándose al lugar de los hechos. No sabemos quién ha muerto y mucho menos quién lo ha matado, si es que se ha dado el caso, y a partir de ahí empieza Big Little Lies.

Conforme avanza el relato lo que contemplamos es la vida de unos personajes que no tienen por qué preocuparse del dinero porque viven en auténtica mansiones y visten con un estilo muy caro. Salvo Jane (Woodley), todos los personajes juegan en la élite. Conducen cochazos y en la cocina de cualquiera de ellas seguramente vivamos confortablemente el resto de los mortales. Sin embargo, esto no impedirá que la tragedia se cierna sobre cada una de ellas.

Jane, en un gesto de amor inquebrantable decidió tener un hijo fruto de una violación. Madeline (Witherspoon) vive atormentada por un matrimonio fracasado y Celeste (Kidman) mantiene una truculenta relación con su marido basada en el sexo y la violencia.

En Big Little Lies todos mienten. El hijo de Jane a su madre, Madeline a su marido y Celeste también aunque una lo haga por despecho y la otra para sobrevivir.

Al final, en Big Little Lies la unión de las mujeres hará la fuerza. Sin embargo, seguirán mintiendo. Tal vez por esto las veamos junto al mar, a un paso de la libertad, pero en el fondo, encarceladas en una prisión de cristal a la que ellas mismas se han encadenado.

Unidas de por vida, si quieren continuar con sus acomodados quehaceres diarios, estas mujeres lograrán un aparente estado de paz y una (¿falsa?) sensación de haber atado todos los cabos salvo por el dramático y decisivo sonido de un zippo.

Ficha Técnica

Título original: Big Little Lies (2017)

País: Estados Unidos

Director: Jean-Marc Vallée

Creador: David E. Kelley

Cadena: HBO

Género: Drama

Temporadas: 1

Reparto: Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Alexander Skarsgård,Laura Dern, Zoë Kravitz, Adam Scott, James Tupper

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
cine
Newsletter
Recibe Aleteia cada día