Aleteia

Comer huevos de Pascua puede ser beneficioso

Africa Studio | Shutterstock
Comparte
Comenta

Algunas recomendaciones para disfrutar de manera más saludable de esta rica tradición.

Se acerca el Domingo de Pascua y una de las tradiciones culinarias más ricas en distintas partes del mundo  -para acompañar la alegría de este día- es comer huevos de chocolate o conejos de Pascua.

Si bien varios países tienen diversas tradiciones a la hora de elaborarlos y regalarlos, al mismo tiempo puede representar una linda oportunidad de aprender a hacerlos en familia.  Además, esto de jugar y hacerlos, puede llegar a ser una interesante manera de empezar a explicar a los más chicos el sentido de la Pascua. Se pueden hacer de chocolate con moldes adecuados o, como en los viejos tiempos, decorar huevos de gallina con pinturas de colores, una linda decoración para el centro de la mesa en la casa.

Pero cada año, en estas fechas, suele incrementarse el consumo de huevos de chocolate, principalmente en los niños, aunque los adultos no se quedan atrás. 

Para aquellos que no cuentan con el tiempo para realizarlos en casa, la industria alimentaria ofrece una amplia variedad de atractivos huevos. En el supermercado los hay para todos los gustos, de distintos tamaños y con muchas decoraciones. Por lo que a la hora de su elección se hace más difícil optar por uno.

Pero es importante saber elegir, principalmente saber discernir cuál es el más sano y además aquel que al comerlo puede brindar algún beneficio.

Un gran número de personas piensa que comer estos chocolates solo aportan calorías, pero no es así, también pueden aportar distintos beneficios, pues depende de la concentración de cacao que presente.

Hay chocolates que en lugar de cacao contienen manteca sintética o industrial (símil chocolate), lo que se considera nocivo para el organismo y para la salud. Por esta razón, siempre es recomendable revisar el etiquetado de los huevos y elegir aquellos que contengan cacao en su estado más puro, como el chocolate negro amargo (con  un mínimo entre 70 a 80% de cacao).

Siempre que el chocolate sea puro y se consuma en cantidades moderadas puede brindar más beneficios y menos grasa.

Algunos de estos beneficios:

  • Nutritivo. Aporta antioxidantes (flavonoides), ácidos grasos monoinsaturados, saturados y algo de polinsaturados. Además de selenio, zinc, fósforo y potasio.
  • Antidepresivo. Las sustancias que contiene mejoran el estado de ánimo desencadenando en el cerebro liberación de serotonina, una sustancia que genera buen humor y felicidad.
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Esto es debido a que los antioxidantes presentes en las semillas del cacao pueden incrementar el colesterol HDL (colesterol bueno) y disminuir y prevenir la oxidación del LDL (colesterol malo).
  • Ayuda a reducir la presión arterial. Los flavonoides son los que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo de las arterias y por tanto reducen ligeramente la  presión arterial.

Algunos consejos a la hora de consumirlos:

1- Fraccionar la ingesta, o sea, no comer todos los huevos de una sola vez.

2.- No comerlos en ayunas,  para que no se estimule su ingesta excesiva  y permita incorporar los nutrientes básicos requeridos para un adecuado crecimiento y desarrollo.

3.-Realizar alguna actividad física. De esta manera se evitan las calorías adicionales que aporta el chocolate  y que se acumulen como tejido adiposo.

4- Aquellos niños y adultos que presentan obesidad y diabetes, deben elegir los huevos sin azúcar. Pero además deben consultar antes con su nutricionista para saber cuáles serán las cantidades permitidas.

5-Disminuir calorías de otros alimentos. Para no adicionar con el consumo de huevos de Pascua más calorías innecesarias.

Ahora ya sabes que puedes comer y regalar huevos de Pascuas. Si quieres animarte hacer los tuyos decorados mejor, transformando esto en una excelente manera de hacer partícipes también a los tuyos de la alegría de la Pascua. Solo recuerda elegir los más saludables y comer con moderación.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día