Aleteia

¿Qué significa vestir de morado?

Comparte
Comenta

Un color donde los opuestos se atraen

Hoy es miércoles de Nazareno y vestir de morado, para muchos, es casi una tradición. Se asocia con la vestimenta que utilizaba Cristo en su Pasión, a quien le dieron unos mantos púrpura -tono asociado con la realeza- como burla ante el título de “Rey de los judíos”.

Pero no sólo durante la Semana Santa el morado significa algo y también es interesante saber lo que transmite según los expertos en psicología del color.

Para empezar, es considerado muy atractivo porque es el resultado de la rara combinación de un tono cálido y femenino (la energía del rojo) con uno frío y masculino (el relajante azul); además, pocas veces se encuentra en la naturaleza (la lavanda, las uvas, las orquídeas y las lilas son algunos de los pocos ejemplos), así que el que decirle llevarlo, es alguien que no teme llamar la atención, distinguirse y mostrarse como “diferente”.

Comúnmente es asociado con el poder, la nobleza, el lujo, la creatividad, lo fantasioso, el conocimiento, la ambición, el misterio y la devoción; significado también que dependerá según el tono, ya que no es lo mismo el lavanda que el morado brillante o el púrpura oscuro.

El lavanda o amatista, al ser más claro y sutil, transmite un efecto calmante y hasta nostálgico. Lo puedes usar tanto en tu vestimenta como en ciertos acentos de la decoración de tu hogar, como por ejemplo, unas velas aromáticas.

En cambio, el violeta púrpura es asociado con el poder; por lo tanto, muchas veces con ambición, opulencia y violencia (algunos hasta señalan que de allí el parecido fonético de las palabras “violeta” y “violencia”). Sin embargo, esto tiene más un trasfondo histórico, ya que antiguamente era el color más difícil de lograr y era muy costoso de hacer, por lo que sólo la realeza y posteriormente los altos cargos lo portaban, incluyendo los de la Iglesia.

Fue así como el morado también se transformó en algo muy espiritual y sagrado. Como color litúrgico, denota penitencia y humildad. Esta última característica sobre todo para separar el poder de la iglesia con el poder de los soberanos que se obtiene y mantiene de distinta manera.

Por eso no es de extrañar que celebridades e incluso políticos de gran trayectoria utilicen el simbolismo del morado en sus atuendos en grandes eventos. Tal fue el  caso de Hillary Clinton, quien para su primer discurso tras perder las elecciones de Estados Unidos, optó por un traje con detalles morados. Por una parte, simbolizaba unión y armonía (la combinación del rojo republicano con el azul demócrata); y por otra, para los metodistas al igual que los católicos, este color se asocia con penitencia y el luto por una pérdida.

Incluso en el mundo esotérico es utilizado porque, como es el último color visible del espectro antes del ultravioleta, se encuentra al límite de lo visible. Por eso también se asocia con magia y fantasía y lo vemos en muchas caricaturas y dibujos animados infantiles, como el Mago Merlín o la princesa de Enredados.

Como verán, el morado tiene muchos significados, pero esto sólo responde a que es un color mixto y muy ambiguo. Sin embargo, si es utilizado con inteligencia, también puede ser muy poderoso y ayudarte a transmitir o reforzar un mensaje.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
colorlilamoradovioleta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día