Aleteia

10 películas sobre elecciones para distraernos del triunfo de Trump

Sony Pictures
Comparte
Comenta

O por qué el cine sobre política americana ha dado tanto de sí....

1- Colores Primarios

(1998, dir. Mike Nichols, int. John Travolta, Emma Thompson, Kathy Bates, Billy Bob Thornton)

John Travolta interpreta a gobernador de un estado sureño que se presenta como candidato demócrata en las primarias mientras se ve envuelto en un escándalo sexual. Los paralelismos con un Bill Clinton seductor y socarrón son inevitables. Está basado en el libro escrito por un periodista que cubrió para Newsweek la primera campaña presidencial del marido de Hillary Clinton.

2- En la línea de fuego

(1993, dir. Wolfgang Petersen, int. Clint Eastwood, John Malkovich, Rene Russo, Dylan McDermot)

Los prolegómenos a unas elecciones son apenas la excusa para conocer el trabajo del Servicio Secreto que protege la comitiva del presidente estadounidense en su camapaña de reelección (lo que le convierte en especialmente vulnerable) mientras tratan de sortear las amenazas de quien pretende continuar la estela magnicida de John Wilkes Booth y de Lee Harvey Oswald, con el añadido de que el personaje interpretado por Eastwood estuvo presente en el asesinato de Kenndy como parte de la escolta… y no pudo evitarlo.

3 – La cortina de humo

(1997, dir. Barry Levinson, int. Robert de Niro, Dustin Hoffman, Anne Heche, Kirsten Dunst)

Aunque muchos piensan que se trata de una sátira de algunos de los sucesos que tuvieron lugar durante el mandato de Clinton (escándalo sexual que se trata de minimizar participando en un conflicto bélico) lo cierto es que esta película está basada en un libro escrito ANTES de que tales eventos ocurrieran (de hecho en el libro el protagonista es George Bush padre).

Pero sirvió, sin duda, para desmontar en clave de comedia, más de sonrisas que de carcajadas, las motivaciones que en ocasiones hay detrás de las actuaciones de algunos gobernantes, aunque ello suponga (al menos en la película, esperemos que no en la realidad) inventar guerras inexistentes contra enemigos inventados encargando a un afamado director hollywoodiense que “invente” esa guerra para salvar la reelección del presidente.

4- El mensajero del miedo (versión 1962)

(1962, dir. John Frankenheimer, int. Frank Sinatra, Lawrence Harvey, Angela Landsbury)

5- El mensajero del miedo (2004)

(2004, dir. Jonathan Demme, int. Denzel Washington, Liev Schreiber, Meryl Streep)

La conspiración definitiva: que una corporación disponga de su propio vicepresidente (que llegará a ocupar el despacho oval cuando un magnicida acabe con la vida del presidente) cuidadosamente seleccionado y convenientemente sometido a un proceso de lavado de cerebro.

Un irreprochable héroe de guerra sobre el que alberga dudas uno de sus compañeros de armas que gradualmente va descubriendo que todo está orquestado con un propósito inconfesable y lo que es peor, con la colaboración de una madre del propio candidato que resulta ser una villana propia de cuento de brujas.

Dio origen al concepto aludido en el título original (“The manchurian candidate”, el candidato manchú) como hombre de paja al servicio de intereses superiores a su conocimiento y voluntad, debido al nombre de la empresa que en ambas películas, original y remake, estaban detrás de todo: Manchurian Global.

6- Election

(1999, dir. int. Reese Whiterspoon, Matthew Broderick, Chris Klein)

Nos alejamos por un momento de la política presidencial estadounidense pero quizá para entender mejor sus entresijos pueda servir esta divertida película ambientada en el proceso de elección de las elecciones de representantes estudiantiles en el instituto, algo que lejos de ser pueril, inocente y amigable resulta incluso más despiadado que competir por el cargo de presidente de los Estados Unidos de América, especialmente cuando la protagonista tiene una determinación a prueba de bombas, o más bien a prueba del profesor que debe supervisar un proceso electoral en el que la protagonista no tiene candidatos a los que enfrentarse pero que ese profesor quiere sabotear por motivos de venganzas personales.

7- Todos los hombres del presidente

(1976, dir. Alan J.Pakula, int. Dustin Hoffman, Robert Redford, Jason Robards, Hal Holbrook)

Tensión, intriga, magníficas interpretaciones y una trama basada en los hechos reales que llevaron a la dimisión del presidente Richard Nixon por el espionaje al que había sometido al Partido Demócrata en su sede del hotel que dio nombre al escándalo: Watergate. Los desde entonces célebres periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein descubrieron el asunto y cubrieron la información que terminó con la renuncia del ocupante de la Casa Blanca impidiendo que se presentase a las elecciones de 1972 y ofreciendo al mundo otra interpretación al término “Garganta Profunda”.

8- Los idus de marzo

(2011, dir. George Clooney, int. Ryan Gosling, George Clooney, Evan Rachel Wood, Philipp Seymour Hoffman, Paul Giamatti)

La pugna electoral vista desde los ojos de uno de los directores de campaña de elección del gobernador del estado, de profundas convicciones ideológicas e inmarcesible honestidad, que gradualmente va descubriendo las sombras que rodean el camino luminosos en que él creía transitar. Secretos inconfesables, escándalos sexuales, información privilegiada sobre lo que los oponentes no querrían que se supiese.

Como pista, la película se basa en “Farragut North”, inspirada por la campaña demócrata de 2004, escrita por Beau Willimon, creador y supervisor de la serie estadounidense “House of Cards”, basada a su vez en la serie británica “The House of Cards”, que adapta una trilogía de libros escritos por Michael Dobbs, miembro del Parlamento Británico en la época de Margaret Thatcher.

9- El candidato

(1972, dir. Michael Ritchie, int. Robert Redford, Peter Boyle, Melvyn Douglas)

Con el rompedor cartel de un Robert Redford haciendo un globo de chicle ante la bandera estadounidense, esta película tan cínica como sofisticada alerta sobre quien desea ganar sin importar los costes sociales o morales buscando la creación de un candidato “perfecto” modelándolo a gusto de lo que los analistas electorales consideran que será lo que podrá encajar en los “gustos” del electorado.

10- Ciudadano Bob Roberts

(1992, dir. Christopher Guest, int.Tim Robbins, Alan Rickman)

Con formato de falso documental, se nos presenta el seguimiento de la campaña de un candidato aparentemente modélico al Senado de los Estados Unidos de América: un cantante de folk de ideas muy conservadoras, que en los mítines canta sus propias composiciones trufadas de mensajes ideologizados y que encanta a unos seguidores entregados. Especialmente porque cuando la campaña se ve bruscamente interrumpida por un impactante acontecimiento el espectador sí dispone de la oportunidad de mirar entre bambalinas y conocer realmente qué pasó…y así comprender cómo en ocasiones se forjan los héroes y los mitos.

 

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
cine
Newsletter
Recibe Aleteia cada día