Aleteia

Santa Lucía, la Iglesia más “mágica” de España

Comparte
Comenta

Un templo desacralizado acoge la Biblioteca del Círculo Mágico de Sevilla

La desacralización de las Iglesias y su uso posterior uso siempre ofrece cuando menos curiosidad. Hay algunas como el convento de San Antonio del Real de Salamanca que se ha convertido en unos grandes almacenes; otros se han convertido en restaurantes de lujo (Capilla de la Bolsa de Madrid), en lugares de conferencias, discotecas o incluso una escuela circense (Ex Basílica de S. Paul de Bristol).

Hoy queremos acercarnos a una curiosidad. Una Iglesia que se ha convertido en el punto de referencia de los magos de Sevilla. Que nadie se asuste, no hablamos de un lugar con hechizos ni magia negra…hablamos de ilusionistas y magos, de mentalistas…ABC de Sevilla cuenta esta curiosidad.

La Iglesia de Santa Lucía, en el barrio de San Julián de Sevilla fue descralizada en el año 1868. En un edificio gótico-mudejar del siglo XIV. Por allí ha pasado la hermandad de los panaderos y ahora el Círculo Mágico de Sevilla lo utilizará como Biblioteca y centro de sus actividades.

Durante años los magos sevillanos se reunían en locales y bares para compartir sus ilusiones y trucos. Poco a poco fueron recogiendo libros y custodiándolos, ahora en este lugar se aglutinarán todos sus fondos. El edificio ahora es de la Junta de Andalucía y quiere darle esta utilidad.

¿Qué podemos ver allí? Sobre todo libros. Es un lugar con un archivo “mágico” que se ha convertido en el tercero más importante de España (tras la Fundación March y el archivo de la Biblioteca Nacional) en temas de ilusionismo.

Pero también el edificio se ha reformado de manera “mágica”. Existen lámparas en forma de velas flotantes colgadas del techo y la nave central de Santa Lucía recuerda al salón principal de la Escuela Hogwards de la saga Harry Potter de J. K. Rowling.

También encontraremos profesionales del teatro y las artes escénicas. Algunos ensayando “trucos de magia”, practicando ejercicios de prestidigitación en las mesas de la Biblioteca o consultando obras para nuevos giros sorprendentes sus espectáculos.

Temas de este artículo:
espectáculoiglesiamagia
Newsletter
Recibe Aleteia cada día