Aleteia

“Juanito viajero”: Un mochilero dispuesto a transformar el mundo

Instagram juanitoviajero
Comparte
Comenta

El objetivo de este joven colombiano es ayudar a otros a que cumplan sus sueños

Cuando Juan Fernando Campo se decidió cambiar de vida fueron muchas las reacciones en su familia: “¡Estás loco!”; “¿De qué vas a vivir?”, le decían. Y es que después de haber estudiado Ingeniería de Sistemas en Colombia, de haber hecho una Maestría de Dirección y Markentig en España y de tener un buen puesto de trabajo en Panamá en una reconocida marca de tecnología a nivel mundial, no se podía esperar menos que un grito en el cielo por parte de su familia más cercana.

Juan Fernando, sólo se sintió apoyado desde el inicio por su mamá que confiaba en esa intuición que no le dejaba tranquilo y que una y otra vez le martillaba la conciencia y el corazón para lanzarse a la gran aventura de darle la vuelta al mundo y convertirse en experto en lo que verdaderamente le gusta.

Él ha querido compartir con Aleteia su testimonio.

De gerente a mochilero

Juan Fernando nació en Pereira, lugar donde vivió tranquilo y compartió con sus más cercanos. En su infancia y adolescencia nunca sintió ningún deseo de salir de Colombia. Estaba contento con su vida.

Fue estando en Panamá que se enfrentó con el sentido de su vida. Tras una experiencia de mucha exigencia laboral, incluso de maltrato, se cuestionó si lo que quería para sí mismo era estar “encerrado” en unas cuatro paredes para el beneficio de otros.

Después de dos años y medio de trabajar en una firma reconocida a nivel mundial decide renunciar y seguir la chispa que tenía en su corazón y no le dejaba estar conforme consigo.

Este joven colombiano cuenta que mientras estaba en España, tuvo la oportunidad de hacer el Camino de Santiago y esto le sirvió para adquirir una base de lo que sería su nuevo proyecto de vida. Y que hoy, con total libertad, puede decirlo con conocimiento de primera mano a quien pida su consejo:

“¿Por qué no te puedes dedicar a lo que más te apasiona en la vida? Si te gusta pintar, ¿por qué tienes que ser un ingeniero? Haz lo que te haga feliz en la vida. Vuélvete un especialista haciendo lo que te gusta hacer. Persigue tus sueños, cree en ellos”.

Juanito viajero: ser feliz

Después de tomar la dura y exigente decisión de no malgastar su vida detrás de una oficina emprende la gran aventura de dar pasos hacia una de las cosas que siempre le había encantado: viajar. Fue así que crea la marca “Juanito viajero”.

Juan Fernando, ahora, “Juanito” decidió emprender su propia empresa promoviendo el conocimiento de otras culturas y la ayuda social a poblaciones vulnerables, a través del turismo.

Su principal objetivo es inspirar a que otros sigan sus sueños. Y para ello ha creado una comunidad de viajeros, a través de las redes, con los que va compartiendo su experiencia del día a día mientras le da la vuelta al mundo.

En la actualidad tiene 70,000 seguidores. Asimismo, busca que otras personas se unan a la gran aventura de recorrer el mundo durante dos años con la advertencia clara que no es fácil porque implica renunciar a las zonas de confort.

Ayudar a los demás

Este joven profesional que se proyecta con tener una familia y encontrar a una mujer con la que pueda compartir sus sueños nos cuenta que hasta el día de hoy nunca se ha arrepentido, siempre ha estado seguro de su decisión y a pesar de los momentos difíciles en fechas especiales como Navidad y Año Nuevo ha encontrado la clave para sobrellevarlos.

“En el amor está la clave de la felicidad”, dice “Juanito”, quien agradece profundamente haber tenido la oportunidad redescubrir el valor de la entrega al otro. Durante sus viajes ha buscado no sólo conocer y disfrutar de paisajes y comidas, sino se ha dado la posibilidad de ayudar, de aportar a otras culturas y compartir con gente que pasa verdadera necesidad.

Estuvo un mes en Grecia colaborando en un campo de refugiados, compartiendo con familias que habiendo sufrido mucho, no se amargaron la vida sino todo lo contrario. “Como es el caso de una familia afgana que todo lo había perdido y aún así tuvieron el detalle de invitarnos a su casa. Nos hicieron sentir súper bien. Para dar no tienes que tener nada”, reflexiona.

“Juanito” comparte que una de las actividades sociales que más lo ha llenado ha sido durante su estadía en Kenia. Ahí tuvo la oportunidad de visitar orfanatos y escuelas. Preparó y compartió una presentación a varios jóvenes de cómo perseguir sus sueños. En total se reunió con 10 grupos distintos, ahí les animaba a soñar en grande y confiar que lo que uno se propone es posible.

También pudo experimentar derroche de amor por todas partes al visitar los orfanatos. El amor recibido por ellos es impresionante. Cuando se te tiran encima es indescriptible, comparte Juanito.

Juanito viajero con siete meses de viaje ya lleva en su corazón un cúmulo de experiencias inolvidables, le resta 1 año y 5 meses para terminar de darle la vuelta al mundo. ¡Cuántas más historias tendrá para contar!

Puedes seguir a Juanito viajero en las redes: Facebook, Instagram y en su sitio web. Así podrás ser parte de esta comunidad de viajeros que busca aportar un granito de arena en la transformación del mundo, para que sea más humano y persigue lo imposible.

Temas de este artículo:
colombiafelicidadsolidaridadviajes
Newsletter
Recibe Aleteia cada día