Aleteia

La mujer que transforma el bien de cada día en noticia

© Lourdes Gómez Cataquispe
Comparte
Comenta

Conoce la historia de la periodista peruana que brinda a sus lectores una mirada esperanzadora

Es una mañana intensa. No hay descanso, el trabajo en mesa de edición no lo permite. Se deben poner los cinco sentidos detrás de la noticia. Y así transcurren las jornadas de Lourdes Gómez Cotaquispe, periodista peruana, quien después de trabajar 28 años para un reconocido diario local, decidió entregar su pluma a la “buena prensa”.

“Hacemos de canillitas, mis hermanos y yo, dos de ellos periodistas, salimos todos los días a distribuir las ediciones. Es una labor de hormiga, sin embargo, hemos constituido una red de difusión local, y ahora a nivel nacional”, reflexiona.

La idea es llevar la buena noticia. Hemos alcanzado un tiraje de tres mil ejemplares. Lo importante es no desmayar en el intento de llevar información con esperanza”, prosigue.

“Hace 16 años le dimos vida a este correo de informaciones, que dejamos comandar por la buena nueva”, subraya.

¿Qué significa la “buena prensa”?

El tabloide con más de 20 páginas no vive de la publicidad, sino más bien de la lectoría de quienes deseen conocer situaciones positivas, “la otra cara de la información”. ¿Se puede sembrar no sólo angustia y desolación a través de lo que se informa en un periódico?

“Con sol, o con lluvia llevamos bajo el brazo las informaciones. Armamos paquetes de 100 publicaciones para distribuir con cada uno de nuestros colaboradores”, narra Lourdes para Aleteia. “Lo que buscamos es que más peruanos tengan acceso a informaciones positivas y cambien su mirada de desesperación por la de la esperanza”, dice.

Durante su permanencia en la prensa local fue destacada como enviada especial en la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta por el Papa Juan Pablo II, descubrió desde entonces que también se puede ser caritativo cuando se informa, y es que podemos llevar algo más que sólo informar lo que vemos. Es fácil transmitir lo que se ve. Pero, ¿por qué no nos aventurarnos a investigar lo que no se muestra? ¿El bien que se hace día a día puede ser noticia?

Servir a través de la noticia

“Avantti Fratelli en el Vaticano” fue el artículo de su autoría Premio Nacional “Juan Landázuri Ricketts” otorgado en 2004 por la Conferencia Episcopal Peruana, distinción que alcanza a todos los periodistas que con su pluma contribuyen al progreso de los pueblos.

¿Qué es lo que esconde el ser de esta mujer, que con tan fina percepción puede mover corazones detrás de una noticia?

El tabloide fundado y dirigido por esta pertinaz mujer de prensa “Correo Mariano”, consiguió igual distinción al cumplir 16 años de circulación en Lima, ciudad capital y el Callao, primer puerto del Perú en 2016.

Este medio seguirá abrazando la buena noticia, regalándole a diario a la prensa peruana ese toque de sensibilidad que solamente se encuentra en la buena prensa.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
noticiasperiodismoperu
Newsletter
Recibe Aleteia cada día