Aleteia

Vísperas anglicanas, por primera vez en San Pedro

Shutterstock / Stefano Carnevali
Comparte
Comenta

Con motivo del 50 aniversario de diálogo entre Iglesia católica y anglicana y en el día de la memoria de san Gregorio Magno

Los anglicanos han celebrado sus Vísperas en la basílica de San Pedro por primera vez en siglos tras el cisma de Enrico VIII en Inglaterra. Este lunes 13 de marzo de 2017, en el escenario más significativo de la catolicidad y donde se encuentra la tumba de san Gregorio Magno patrón extraoficial del ecumenismo entre anglicanos y católicos.

Se trata de un hecho inédito en el panorama ecuménico que ocurrió en el mismo día que en se celebró el cuarto aniversario de la elección de papa Francisco. La ceremonia se produjo solo dos semanas después de la visita de Francisco, la primera de un Pontífice, a la iglesia anglicana de Todos los Santos.

La oración fue presidida por el arzobispo anglicano David Moxon, director del Centro Anglicano de Roma. La homilía estuvo a cargo del arzobispo católico Artur Roche, secretario de la Congregación para el Culto divino del Vaticano. Además, el coro del Merton College de Oxford acompañó la liturgia con su arpegio de voces.

El evento es significativo en el marco de las buenas relaciones entre la Iglesia católica y la comunión anglicana, según se percibe desde el Vaticano. No obstante, las voces más conservadoras claman a la herejía. Los “Lefebvrianos”, Fraternidad Sacerdotal San Pio X, han publicado un artículo con el titulo: Las oraciones de los heréticos, yo no las quiero (The prayers of heretics I will not have).

La celebración ha tenido lugar en el Vaticano para conmemorar el 50º aniversario del diálogo en memoria del encuentro entre Pablo VI y Michael Ramsey, Arzobispo Anglicano de Canterbury, el 23 de marzo de 1966 que tuvo lugar en la Capilla Sixtina, luego de cuatro siglos de separación de la Iglesia romana y la Iglesia de Inglaterra.

Nosotros estamos caminando”, dijo Francisco, desde la Iglesia Anglicana de Todos lo Santos en Roma, hace unas semanas, el 26 de febrero. Allí Francisco celebró el acercamiento con los anglicanos para testimoniar el Evangelio de la Caridad y anunció el estudio de una visita para impulsar la paz en Sudán del Sur, país golpeado por la guerra civil y la carestía, junto con el líder de los anglicanos, el arzobispo de Canterbury.

Buscar el diálogo teológico. En esa visita, el Obispo de Roma respondió algunas preguntas sobre los obstáculos ecuménicos aún vigentes debido a cuestiones teológicas. “Creo que lo dicho por Benedicto XVI es verdad: se debe buscar el diálogo teológico para buscar también las raíces…sobre los sacramentos…, sobre tantas cosas sobre las que todavía no estamos de acuerdo…Pero esto no se puede hacer en un laboratorio: se debe hacer caminando, en el camino”.

Papa Francisco (Izq) y el Arzobispo de Canterbury Justin Welby (derecha) llegan a la celebración de las Vísperas de oración en la Iglesia de San Gregorio al Celio, ubicada en el centro de Roma, el 05 de octubre de 2016.

Caminar practicando la caridad. “Nosotros estamos caminando y en el camino hacemos también estas discusiones. Los teólogos las hacen. Pero al mismo tiempo nosotros nos ayudamos, nosotros, los unos a los otros, en las necesidades, en la vida, también espiritualmente nos ayudamos”, afirmó Francisco.

Francisco y el arzobispo de Canterbury habían celebrado las Vísperas el 5 de octubre 2016 en la Iglesia de Santa Andrea y Gregorio Celio en Roma.

Entretanto, Francisco y Justin Welby firmaron una declaración conjunta en esa ocasión para favorecer que la caridad sea el camino común irradiado por una nueva primavera misionera de los cristianos (católicos y anglicanos) en el mundo, aunque admitieron que “todavía no se ve” una solución a las “divergencias” sobre el “sacerdocio femenino y la sexualidad”.

Se trata de un acercamiento hecho de detalles. En esta línea, también la realización del primer partido de cricket entre seminaristas católicos de Roma y anglicanos de Londres en septiembre de 2014. Seguido por el préstamo del monasterio de San Gregorio Magno en Roma a la catedral de Canterbury del báculo del pontífice para que se realizara la reunión de arzobispos primados anglicanos en enero de 2016.

 San Gregorio Magno protector extraoficial del diálogo anglicano-católico. La celebración en la Basílica de San Pedro, este 13 de marzo, se realizó para conmemorar la memoria del pontífice santo en su tumba, que está al interno del templo católico. Ha sido el día siguiente de su fiesta en el calendario anglicano y también en el católico antes de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II.

El Papa Gregorio Magno envió al benedictino Agustín desde Roma para evangelizar a los reinos anglosajones en el año 595. Por ello, se convirtió en el protector extraoficial del diálogo entre católicos y anglicanos. Agustín sucesivamente sería, más tarde, el primer arzobispo de Canterbury.

 

Temas de este artículo:
anglicanospapa francisco
Newsletter
Recibe Aleteia cada día