Aleteia

¿Te ha llegado #HazloPorNico por Twitter o Whatsapp?

Public domain
Comparte
Comenta

No te asustes no es un spam, es un experimento social creado por una maestra en Madrid

Nico es un dibujito realizado por un alumno de Esmeralda Reviriego, que gira por Whatsapp y Twitter desde el 28 de febrero y navega en las redes con el siguiente texto: “Soy Nico. Ayúdame a recorrer el mundo”.

Ha sido creado para que los alumnos tomen conciencia de la importancia de tener el control sobre lo que publican en las redes sociales, de que sus actos tienen consecuencias.

Este monigote se difundió tan rápido que en menos de un día ya estaba presente en varios grupos de Whastapp en España. La Guardia Civil y la Policía Nacional española la compartían en Twitter y lo sorprendente fue que en menos de 24 horas también había cruzado el océano llegando a Estados Unidos, Colombia y Venezuela. También recorrió todos los países europeos como Francia, Hungría y Alemania. Digamos que, en muy poco tiempo en menos de lo que se esperaba, Nico cumplió su cometido, “recorrer el mundo”.

Este experimento, a la vista muy inocente, ha provocado cierta inquietud entre los alumnos ya que como explica Reviriego a la revista Verne: “Quería que vieran lo que puede pasar cuando no tenemos el control de lo que publicamos en redes” “Es especialmente importante para ellos [los alumnos], que suben muchísimas imágenes a las redes sociales sin saber qué ocurre con ellas ni con sus derechos, ni dónde pueden ir a parar”.

Y no es para menos la inquietud, ya que ¿se imaginan el peligro de subir en vez de un dibujito inocente una foto un poco osada, u otra cosa bastante personal? A veces los jóvenes no tienen conciencia de ello, Nico hasta se ha transformado en varios memes:

Por lo tanto debemos agradecer a la profesora Esmeralda Reviriego y su gran iniciativa que ayuda tanto a los adolescentes como también a los mayores a concienciar sobre los riesgos que una simple foto posteada en las redes puede originar, sobre todo si en el peor de los casos cae en manos peligrosas.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día