Aleteia

Perú: La clown que llevará alegría a las madres gestantes en la marcha por la vida

Esther Núñez Balbín
Comparte
Comenta

¡La vida sí que vale; debemos defenderla!

Su bola roja le permite llevar alegría. “La nariz, hace magia en mí.  Mucha felicidad sale desde dentro, hacia los demás. Cuando estoy con la nariz todos me reconocen como una persona amigable. Esta compañera irá conmigo a la marcha por la vida”.

Fiorella Melgarejo, esta joven universitaria que posa radiante, donará parte de su tiempo para hacer sonreír a las madres gestantes.

¿Por qué es tan difícil mostrarnos alegres?, ¿qué llevamos con nuestra alegría? Es lo que se preguntaba Fiorella. La joven de 18 años decidió participar de esta movilización a favor de la vida, al conocer el caso de una amiga que sin saberlo decidió vivir sin libertad, presa de sus decisiones desmedidas.

Más de tres mil voluntarios se sumaron a la marcha por la vida el año pasado. Ahora el comité organizador espera superar esta cifra, recibiendo en el grupo a jóvenes adultos que deseen entregar parte de su tiempo en diversas comisiones de trabajo.

¿Qué nos hace amar la vida?

Perdió a sus dos hijos, pero cuando se decidió por tener el tercero. Todo fue diferente. Ya estaba preparada para recibir una nueva vida. Y sobre todo había logrado borrar las huellas que dejó en su corazón, las secuelas de haber tomado una decisión equivocada, comenta para Aleteia, la estudiante de comunicación audiovisual.

Mi amiga había abortado. “Negrita”, como le decimos de cariño tenía 20 años cuando su mente obnubiló su corazón. Ahora a sus 24 años, superadas las heridas, es madre de un hermoso bebe. Sin quererlo, me había dado una lección: ¡La vida sí que vale, y debemos defenderla! Por eso me embarco por segunda vez en esta aventura, participaré en la comisión de animación a niños y madres gestantes, “Quiero llevarles alegría a ellas y sus pancitas”.

Los jóvenes peruanos voluntarios de la “Marcha por la vida 2017”se reunirán por primera vez en éste año el sábado 25 de febrero para conformar las diferentes comisiones de trabajo para participar en lo que han denominado “La calle es nuestra: Defiende la vida”.

Sonrisas que llevan ternura

Fiorella intenta sacar sonrisas de la forma más dulce. Con la nariz en el rostro la joven se ha convertido en una experta para cautivar el corazón de los demás. Ella responde al altarego (nombre de clown) “Dulce María” la ternura que expresa su caracterización sirvió para que un buen amigo le coloque el nombre.

Expresamos lo que llevamos dentro. “El amor sólo se entiende con Jesús en la cruz”, confiesa la joven peruana voluntaria de ésta marcha. El amor de novios es una conexión perfecta entre tres: el varón, la mujer y Dios, sonríe convencida de que se puede vivir en castidad, aún en la modernidad.

Los peruanos saldrán a las calles este 25 de marzo para hacer sentir su voz en defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Esta movilización en su última edición de 2016 logró reunir a más de 750.000 personas en Lima y más de 1 millón en todo el Perú.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día