Aleteia

Reforestar lo devastado por la minería en el Amazonas, ¿es posible?

Shutterstock / Ryan M. Bolton
Comparte
Comenta

Llenar de verde Madre de Dios (Perú): El objetivo de un grupo de especialistas

En medio de la inmensidad. Un desierto que parece no tener fin. Y un arenal sin vida. Inmensas lagunas. Pozas tan grandes como campos de fútbol repletas de aguas tóxicas es el panorama desolador en el Kilómetro 107 de la carretera interoceánica sur en Madre de Dios, la región Amazónica del Perú.

Un equipo de especialistas pretende salvar estas tierras secas. Donde por ahora sólo crece hierba mala. Llegaron al lugar montados en una moto de carga se trata de dos especialistas ambientales, dos periodistas y un guía de la zona. Todos dispuestos a devolverle la vida a esta tierra ocre.

Hasta el momento más de 70.000 hectáreas de bosques se han perdido en Madre de Dios, la práctica de la minería ilegal destruye el ecosistema. Descubrir las mejores técnicas de recuperación de las áreas verdes devastadas, además de formar científicos locales que las pongan en práctica, es la misión de éste grupo de especialistas.

Guardianes de los bosques

En los últimos 20 años la minería aurífera se expandió frenéticamente en toda la región arrasando con todo; los bosques y la vida que en ellos habitaba, así es como lo cuentan el equipo de especialistas al diario La República.

La destrucción de los bosques y la contaminación son los dos grandes problemas que esta comitiva está dispuesta a enfrentar. El científico integrante del departamento de ecología global de la Universidad de Stanford Luis Fernández encabeza el equipo. Luego de liderar varias investigaciones que se realizaron en el lugar, los expertos establecieron un Centro de Innovación Científica Amazónica (CIENCIA).

¿Qué hacer con las 70 mil has de Amazonía destruidas?, ¿se pueden reforestar?, ¿qué cultivos sembrar?, son algunas de las preguntas que los nuevos científicos locales, ayudan a resolver al equipo de expertos, quienes aún deben librar una dura batalla con el mercurio utilizado en el lugar que ha devastado la zona.

Ángeles verdes siembran árboles

Los científicos naturales de zona, alumnos de la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios, trabajan codo a codo con los expertos en su mayoría extranjeros que han decidido elegir éste lugar tan complejo y biodiverso para desarrollar sus investigaciones.

“Encontramos en la zona material orgánico, y plantas. Sólo quedaron las rocas. Todo quedó a la intemperie y la lluvia hizo su parte. Como si eso fuera poco echaron veneno, el mercurio”. Los ángeles verdes deben recuperar la tierra el jardín que ahora se les ha confiado.

Esto multiplicado por 70 mil has, es lo que ocurrió con el suelo de Madre De Dios. Y es que la minería aluvial del oro necesita remover grandes cantidades de tierra para encontrar el metal preciado. En este proceso la capa superficial del suelo donde se concentra todo el material orgánico se pierde.

Carbono salva vidas verdes

La tierra queda seca sin vida como en la pampa. El uso del carbono puede llevar a la solución. Lo que se intenta es preservar el “Top Sail”, como le llaman estos “guardianes verdes”, a la capa donde se concentra el material orgánico.  El uso de biocarbono mezclado con fertilizantes naturales puede salvar árboles. El biocarbono aporta humedad y oxigeno un microclima en el que los microrganismos pueden vivir.

Los ecologistas han asumido el reto de capacitar a los científicos locales. “Hemos recorrido los campos afectados durante estos días, tierras dañadas por la minería ilegal. El panorama es desolador. Recogimos muestras de agua, de peces, del suelo para analizarlos”, cuenta uno de los estudiantes a la prensa peruana.

Pese a que la minería ilegal ha llegado al borde de la reserva de Tambopata: Hay futuro. Los expertos no son los encargados de reforestar, ellos sólo generan la información para ser usada por las autoridades pertinentes, quienes tomarán las decisiones.

Devolver la vida a los bosques es un reto, pero siempre hay esperanza para sembrar oportunidades. Y a eso están abocados estos estudiantes peruanos, a reconstruir sus áreas verdes.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
científicosmineríaperu
Newsletter
Recibe Aleteia cada día