Aleteia

Oración por mi futura esposa

Pexels
Comparte
Comenta

"Permíteme Señor ser prudente y justo, enséñame a esperarla y a amarla"

Gracias Señor por tu amor, por tu misericordia y por mi vocación,

con el alma inquieta aún por tu llamado a la

santidad en la vocación del matrimonio.

¡Cuántas veces no supe amar! ¡Cuántas veces no supe esperar!

Y Tú aún confías en mí.

Veo en María todas las virtudes y es una mujer semejante a ella lo

que mi corazón desea, mi camino al cielo.

Permíteme Señor ser prudente y justo, enséñame a

esperarla y a amarla desde la espera hasta la muerte.

Aún no tengo la certeza de quién sea mi hermosa María.

Por ello te pido: Tú que la conoces, dígnate usar mis

obras y oraciones por su alma, por su salud y su

felicidad, para que sea muy santa, y viva cada día a

imitación de María Santísima, así como yo pueda ser

el san José que ella necesita cada día de su vida.

Amén.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
esposanoviazgooracion
Newsletter
Recibe Aleteia cada día