Aleteia

Mirjana Lucic-Baroni: “Lo único que puedo decir es que Dios es bueno”

Tatiana-cc
Comparte
Comenta

De ser maltratada por su padre a volver al primer nivel: disputará la semifinal del Open de Australia

Mirjana Lucic gana, se persigna, y se arrodilla. Sus rodillas tocan el suelo del court australiano, mientras las manos dan señal de incredulidad y sorpresa. Cubren unidas una sonrisa sin par, mientras sus gafas de sol esconden unas merecidas lágrimas de alegría.

No es una victoria más. A los 34 años la notable tenista croata vuelve a ubicarse entre las cuatro mejores de un Grand Slam, y confirma que la etapa más difícil de su vida está superada. Lucic venció a uno de los dolores más grandes que el alma puede sufrir, y 18 años después de su última semifinal grande, puede regalar su talento único.

Mirjana Lucic disputará la semifinal del Australian Open contra Serena Williams, torneo que jugó por primera vez en 1998. Ese mismo año se registró el último encuentro entre ellas, en Wimbledon. Al año siguiente, la croata hoy radicada en Estados Unidos perdió la semifinal de ese torneo británico ante Steffi Graff, hoy ya leyenda del tenis.

De 2003 a 2010 la que parecía de joven una de las potenciales número 1 del mundo desapareció del tenis grande. ¿Qué pasó?

Agotada por la violencia de su padre, quien la maltrataba y presionaba para que logre éxitos deportivos y llegue al número 1, dijo basta. Cada derrota o mal partido, podría derivar en una fuerte golpiza. Con su madre, golpeada por su esposo y amenazada de muerte, y sus hermanos, huyeron a Estados Unidos, y tuvo que volver a empezar.

El tenis que tan bien jugaba necesitaba de soporte económico para poder solventar los viajes, y la modesta vida que llevaban adelante en el estado de Florida no les permitían ese lujo. Con el apoyo de muchos, y del amor de su vida Daniele Baroni, con quien contrajo matrimonio, volvió al ruedo.

Ya en 2013 volvió a mostrar destellos y a encadenar algunas grandes victorias. Pero es en este Abierto de Australia donde la croata está logrando los éxitos más salientes. Tras vencer en Cuartos de Final a la 5ta favorita Karolina Pliskova corrió a abrazar a la periodista quien le realizaría una emocionante entrevista, Rennae Stubbs. Curiosamente, 19 años atrás Lucic ganaba su primera victoria en un torneo grande ante Stubbs.

“Esto es muy loco. Lo único que puedo decir es que Dios es bueno. Es todo lo que puedo decir”, expresó Mirjana. “Algún día contaré todo lo que pasé en mi vida, pero nunca pensé que iba a estar acá”, expresó al romper en llanto. “Saber que tanto esfuerzo valió la pena es increíble”, alcanzó a decir emocionada, al ganarse la ovación del estadio.

Puede que el camino de Mirjana en el Australian Open haya terminado para el momento en que usted lea esta breve reseña, pero su vida ya inspira en redes sociales a miles. Aún los dolores más difíciles con sacrificio y amor pueden superarse, parece enseñar la historia de la tenista Mirjana Lucic-Baroni.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
deportemaltratosuperacióntenis
Newsletter
Recibe Aleteia cada día