Aleteia

Embarazada, viuda de Thiaguinho (Chapecoense), comparte ecografía y testimonio de fe

Instagram Thiaguinho
Comparte
Comenta

“Hola, papá. Dios tiene un propósito y yo sé que soy un regalo del Señor”

Graziele tiene sólo 18 años y está en el tercer mes de embarazo. Ella es la esposa del atacante Thiaguinho, del Chapecoense, una de las 70 víctimas de la tragedia aérea que sufrió el equipo en Colombia el 29 de noviembre del año pasado.

La paternidad de Thiaguinho ya había emocionado a todo el planeta tras la desoladora noticia del accidente, cuando comenzó a rondar por la red un video grabado por los compañeros del equipo mostrando el momento en que el futbolista descubría que sería papá y exultaba emocionado. No te pierdas el video.

Aún llena de dolor, pero dispuesta a superarlo con el apoyo de la fe firme en Dios, la futura mamá compartió en la red social Instagram una foto de la ecografía del bebé y un mensaje conmovedor en homenaje a su esposo fallecido. Míralo a continuación:

“Hola, papá: Quería hablarte desde hace tiempo, pero mi mamá y yo estábamos muy tristes. ¿Sabes por qué, verdad papá? Pero te hablaré: Dios tiene un propósito, y yo sé que soy un regalo del Señor y si Él te llevó cerca de Él, es porque sabe que, desde ahí, papá, cuidarás de mí y de mamá y que me guiarás.

Te diré que me pareció extraño, pienso que a la mayoría de las personas que presenciaron el momento también les pareció.

Cuando llegué a la barriga de mamá, se puso muy feliz, y sentí su felicidad, papá. Y cuando supiste que yo estaba de camino…. La gente, fue precioso, desbordaba de alegría, ¡y vi en tus ojos que estabas feliz! Nadie lograba explicar el gran amor que ustedes se tenían uno al otro. Yo aún era una semillita, tu semillita, y sentía su amor, y ya lo podía sentir.

¡Ay, papá, yo te amo! Yo sé que lo sabes, yo sé que, donde quiera que estés, me amas y amas a mamá. Ella te extraña mucho, yo también, pero mamá es fuerte, papá, ella es fuerte porque me tiene; yo soy tu hijo. Mamá es la persona más fuerte que conozco, papá, y yo pienso que soy yo quien le transmite esa fuerza a ella, y estoy seguro de que esa fuerza viene del Señor.

¡Papá, estoy creciendo rápido! Luego, mamá podrá ver mi carita. Y, claro, papá también. Yo sé que, cuando yo llegue, estarás ahí en el hospital con mamá. Sabes, papi, será difícil, pero lo vamos a lograr, pues mamá es fuerte y luchadora y estarás orgulloso de los dos. Y cada noche, cuando mire al cielo, me acordaré de ti, pues mamá me dijo que eres una estrellita brillante y linda que nos iluminará todos los días.

Estarás orgulloso de mí cada día y te honraré, voy a ser fuerte como mamá y talentoso como papá. Seguiré tus pasos y sé que, desde el cielo, nos estás bendiciendo. Hoy cumplo 3 meses en la barriga de mamá y ya estoy comenzando a luchar, porque ya quiero empezar a seguir tus pasos desde dentro de la panza de mamá. Tú eres mi héroe, mi campeón. ¡TE AMO, PAPÁ!”

Newsletter
Recibe Aleteia cada día