Espiritualidad

Sigue el ejemplo de María para tus objetivos de 2017

María puede ayudarte a lograr tus propósitos

¿Te has planteado algún objetivo espiritual para este Año Nuevo? Si es así, el ejemplo de María puede ayudarte. La Iglesia universal homenajea a la Madre de Dios y cuando leemos la historia de cuando el ángel Gabriel se apareció a ella y cómo ese encuentro cambió su vida para siempre, nos damos cuenta de que ella misma debió revisar sus objetivos muy rápidamente. Pasó de ser una futura esposa convencional a una mujer con un desafío espiritual abrumador. En su dedicación a su nueva vida desarrolló unos atributos que pueden ayudarnos a cumplir con nuestras buenas aspiraciones de Año Nuevo.

Humildad

Cuando María dijo sí a ese embarazo milagroso antes del matrimonio, debió saber que probablemente nadie la creería. Si José hubiera decidido no casarse con ella, habría sido humillada públicamente. Estaba dispuesta a sacrificar su propia reputación para responder y ser fiel a su vocación. A menudo hace falta humildad para conseguir los objetivos espirituales, como por ejemplo a la hora de admitir que hay que cambiar un mal hábito.

Apertura de mente

La mayoría de nosotros tiene sueños y planes precisos sobre cómo queremos que sean nuestras vidas en 2017. Pero ¿qué pasa si una oportunidad imprevista (o un desastre) lo cambia todo en un abrir y cerrar de ojos? María se mostró abierta a los cambios en su vida. Cuando todo cambia, la sensación puede ser de inquietud, pero lo diferente solo nos aporta tremendas oportunidades para el crecimiento personal. Tener una mente abierta nos permite aprovechar las oportunidades para desarrollarnos espiritualmente, incluso cuando es de forma inesperada.

Aventura

Cuando María dijo sí a convertirse en la madre de Dios, se embarcó en una aventura excepcional. Las aventuras son excitantes, pero también pueden ser sinónimo de temor, incertidumbre y quizás incluso tristeza. María acompañó a su hijo en los buenos y malos momentos de su vida, incluyendo su muerte. Es comprensible que muchos de nosotros estemos satisfechos con la comodidad de nuestra rutina, pero un poco de aventura a veces, con lo positivo y negativo que pueda acarrear, es exactamente lo que necesitamos. ¡No tengas miedo de salir de tu zona de confort!

Valentía

Decir sí a un objetivo nuevo puede ser estresante, y requiere valentía comprometerse al crecimiento espiritual. María arriesgó su vida al aceptar esta maternidad excepcional y nunca volvió a ser la misma. Todavía hablamos de ella hoy en día, lo cual es prueba de que su valentía supuso una diferencia no solo para ella, sino para el mundo entero. Cambió la historia con su compromiso vital hacia su desarrollo personal y espiritual. Realmente es increíble hasta qué punto todos y cada uno de nosotros podemos cambiar y mejorar el mundo a nuestro alrededor con la valentía de decir “sí”.

Publicidad
Publicidad