Aleteia

El Papa Francisco y el escándalo de Lutero “testigo del Evangelio”

© Antoine Mekary - ALETEIA
Comparte
Comenta

Recientemente, blogueros católicos se han "rasgado las vestiduras"

“Los terroristas persiguen a los cristianos y no se preguntan “pero, ¿tú eres luterano? ¿tú eres ortodoxo? ¿tú eres católico?”…”. Los datos le dan razón al papa Francisco: 215 millones de cristianos viven o están a riesgo de persecución, mientras las Iglesias aún están divididas y esperan por resoluciones teológicas. Los verdugos nos están enseñando el ecumenismo de la sangre, mientras otros nos quedamos en las letras y el pasado.

Recientemente, blogueros católicos se han “rasgado las vestiduras” ante una instrucción para celebrar la Semana de Oración por la unidad de los Cristianos, que se lleva a cabo del 18 al 25 de enero, suscrita por el Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias (no católicas), en la que se llama a Martín Lutero, iniciador de la Reforma en Alemania, “testigo del Evangelio”.

Así, el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos del Vaticano (y el papa Francisco, como cabeza actual de la Iglesia), está siendo tachado, en varios foros web, de “culpable” de validar las tesis de Lutero y del “disparate” de celebrar la división.

Ahora, las voces más críticas claman “escándalo” en recuerdo de lo ocurrido en 1517, cuando Lutero levantó preocupaciones acerca de lo que él consideraba abusos en la Iglesia de su tiempo con la publicación de 95 tesis.

Incluso aún hablan de una permanente excomunión de la Iglesia a Lutero, que en cambio “concluyó con su muerte”, como recordó en una ocasión, el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (27/10/2016).

En la era de la “post-verdad“, los detractores de la iniciativa ecuménica reniegan asimismo de 50 años de esfuerzos de acercamiento y diálogo marcados por el Concilio Ecuménico Vaticano II (CVII).

Cómo reprimir los errores

Precisamente, en la apertura del CVII, el papa Juan XXIII reiteró que la verdad del Señor “permanece para siempre”.

El mismo Papa que abrió este camino en la Iglesia, el 11 de octubre de 1962, ilumina el presente: “Vemos, en efecto, al pasar de un tiempo a otro, cómo las opiniones de los hombres se suceden excluyéndose mutuamente y cómo los errores, luego de nacer, se desvanecen como la niebla ante el sol” .

El “Papa bueno” aseguró que siempre la Iglesia se opuso a los errores de la división del pasado, pero “la Iglesia prefiere usar la medicina de la misericordia más que la de la severidad”. “Ella quiere venir al encuentro de las necesidades actuales, mostrando la validez de su doctrina más que renovando condenas”, abundó.

En este sentido, el proceso del ecumenismo llevado adelante por Pablo VI (quien clausuró el CVII), Juan Pablo II, Benedicto XVI y el papa Francisco no niega los errores del pasado y llama a ver lo que une a los cristianos: la Biblia y la fe del cristianismo antiguo.

Lutero no quería dividir la Iglesia

La polémica no es nueva: ya en 2013 la Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad reconoció que la intención de Lutero era reformar y no dividir la Iglesia (Del conflicto a la comunión, 29).

En este sentido Benedicto XVI afirmó que el “pensamiento de Lutero y toda su espiritualidad eran completamente cristocéntricos” y revalidó el error de ver sólo lo que separaba (2011 discurso en Erfurt).

Benedicto XVI confirmaba que el gran progreso ecuménico de los últimos decenios es “orar y cantar juntos”, además de una responsabilidad cristiana y de testimonios que se gastan por un mundo que sufre.

Ecumenismo de la sangre

En continuidad con sus predecesores, el papa Francisco en sus discursos pone a los cristianos frente al “ecumenismo de la sangre”, y la necesidad de ayudar a los cristianos perseguidos por su fe (porque sus verdugos no se preguntan si son católicos o no); frente al “ecumenismo de la caridad”: socorrer a refugiados, pobres y necesitados; y la oración.

En esta línea se sitúa la declaración conjunta firmada por Francisco, líder de la Iglesia católica, y el obispo de Munib Yunan, presidente de la Federación Luterana Mundial, el pasado 31 de octubre en la catedral Luterana de Lund, Suecia.

Revolución de la ternura, orar y actuar

Parecería que promover el encuentro de la familia cristiana y humana tiene menor influencia en la opinión pública que los llamamientos a la emoción y la creencia personal de aquellos que atacan lo que debería ser una oportunidad, la celebración de una Semana de Oración por la unidad de los Cristianos para que perdure todo el año y ojalá más.

Justamente por ello, “a nosotros los cristianos se nos pide protagonizar la revolución de la ternura”, dijo Francisco ante miles de delegados cristianos reunidos el 31 de octubre en el estadio Malmö Arena de Suecia.

Orar forma parte del compromiso ecuménico en el ámbito del diálogo para evitar las disputas religiosas y el odio que se deriva de ellas. Además expresa gratitud a Dios por esta renovada voluntad de búsqueda de encuentro y testimonio. 


Semana de Oración por la unidad de los Cristianos

Reconciliación, el amor de Cristo nos apremia (cf. 2 Co 5, 14-20) es el título que lleva el conjunto de materiales para la oración común de los cristianos que incluye textos bíblicos y recomendaciones para “buscar la unidad durante todo el año”.

La instrucción ha sido preparada por el Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos del Vaticano y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias (cristianas no católicas)

El acercamiento por medio de la oración está abierto a católicos romanos, ortodoxos, baptistas, metodistas, menonitas y otros cristianos. Este año, 2017, la Semana coincide con el 500 aniversario de la Reforma.


Documentos ecuménicos relacionados

Materiales para la SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS y para el resto del año 2017. Reconciliación.
El amor de Cristo nos apremia 
(cf. 2 Co 5, 14-20)

DECLARACIÓN CONJUNTA – Con ocasión de la Conmemoración conjunta Católico – Luterana de la Reforma, Lund, 31 de octubre de 2016

Del Conflicto a la Comunión. 2013. Conmemoración Conjunta Luterano – Católico Romana de la Reforma en el 2017

SOLEMNE APERTURA DEL CONCILIO VATICANO II- DISCURSO DE SU SANTIDAD JUAN XXIII. Jueves 11 de octubre de 1962

ENCUENTRO CON LOS REPRESENTANTES 
DEL CONSEJO DE LA IGLESIA EVANGÉLICA EN ALEMANIA, DISCURSO DEL PAPA BENEDICTO XVI Erfurt, Viernes 23 de septiembre de 2011.

¿Por qué festejar o conmemorar la Reforma? Responde el cardenal Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos

Papa Francisco y la Reforma de Lutero: ¿Qué haría Cristo en su lugar? Entrevista a Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias

Newsletter
Recibe Aleteia cada día