Iglesia

Venezuela: La Iglesia cambiará “lo que haya que cambiar” en la pastoral para llegar a la gente

Obispos y laicos de Venezuela realizarán su primera asamblea conjunta bajo inspiración de una carta del Papa Francisco

Venezuela: La Iglesia cambiará “lo que haya que cambiar” en la pastoral para llegar a la gente

GuardianCatolic

Que el laico se considere inmerso en el corazón de la vida social, pública y política”, es uno de los desafíos de la primera asamblea conjunta de obispos y laicos que entre los días 8 y 9 de enero, se realizará en la catedral greco melquita “San Jorge” de Caracas, buscando que “la verdad y la justicia” y “el reino de Dios acontezca” en Venezuela.

El encuentro lleva por lema: “Iglesia en Comunión, hacia una Venezuela más justa y creyente”, y está afianzado en la carta que el Papa Francisco envió a la pontificia comisión para América Latina, sobre la importancia del compromiso de los laicos en la vida pública.

El momento histórico que vive nuestro país, no solo lo reclama, sino que nos exige construir la comunión en la iglesia y testimoniarla a la sociedad”, dice la invitación que la comisión episcopal de laicos y ministerios de la CEV y el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, hicieron llegar a todas las diócesis del país.

En ese sentido, citando al Santo Padre, indican los organizadores: “la alegría del pastor está precisamente en ayudar y estimular, al igual que hicieron muchos antes que nosotros, sean las madres, las abuelas, los padres, los verdaderos protagonistas de la historia”.

“Los laicos son parte del Santo Pueblo fiel de Dios y por lo tanto, los protagonistas de la Iglesia y del mundo; a los que nosotros estamos llamados a servir y no de los cuales tenemos que servirnos”, agregan en la comunicación.

Esa es la alegría que nos convoca, la esperanza que nos anima y el gran reto que nos espera”, acotan en la misiva, explicando que “es un encuentro para la revisión y la conversión pastoral y eclesiológica”.

Matrimonio y familia

La asamblea supone “una revisión objetiva de nuestra vida cristiana para estar dispuestos a cambiar lo que haya que cambiar en nuestra acción pastoral, de profundizar nuestra comprensión de la Iglesia y de nuestra sociedad (…) ponernos en camino, como Iglesia en salida para la construcción de esa sociedad más justa”.

“El mismo Papa Francisco nos ha llamado en el año de la misericordia a tomar conciencia de la dignidad y responsabilidad de su condición de bautizados, para invocar el perdón de los pecados de acción y omisión, para reconciliarse con Dios que salva, para salir al encuentro de los hermanos latinoamericanos heridos por la injusticia, pobreza, la violencia y el sufrimiento, para ser constructores de una cultura fraterna del encuentro y de la convivencia”.

El primer compromiso de los fieles laicos en la vida pública “concierne al matrimonio y la familia, que son del orden de la intimidad pero no cuestión “privada”, sostienen exponiendo: “en la custodia, propuesta y experiencia de la verdad, bondad y belleza de la vida matrimonial y familiar están en juego la calidad de vida de las personas y naciones”.

Desafíos de los laicos inmersos en su realidad

Cinco son los desafíos que marcará esta primera asamblea de obispos y laicos de Venezuela, con una amplia variedad de ejes temáticos entre los que resalta “la importancia del testimonio de vida cristiana del laico”, en lo atinente al aspecto “personal, familiar, profesional y social, y de su corresponsabilidad en la visión evangelizadora de la Iglesia”.

De allí que el primer desafío es propiciar la toma de conciencia de lo que significa ser laico, ser Iglesia, teniendo como punto de partida su compromiso bautismal y su índole secular que lo impulsan a realizar su misión de transformación de las realidades temporales.

Segundo, vivir la espiritualidad laical para que se santifique en sus propias realidades. Mientras que el tercer reto es proporcionar a los laicos, en todas las etapas de su vida, una formación desde la fe integral, gradual y permanente.

El cuarto desafío es impulsar a los laicos para que contribuyan a que la Iglesia sea casa y escuela de comunión, implicando “una Iglesia de puertas abiertas”. Finalmente, el quinto desafío es desarrollar una eficaz acción del laico, como miembro de la Iglesia en la sociedad, de acuerdo con su vocación secular y el momento histórico.

Se conoció que este encuentro conjunto estará enmarcado en la asamblea plenaria ordinaria que del 7 al 12 de enero de 2017, reunirá al Episcopado Venezolano, que esta vez tendrá a dos cardenales como presidentes honorarios: Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras Cardozo.

Publicidad
Publicidad