Aleteia

No existe “Año Nuevo” para inmigrantes y refugiados

ANDREAS SOLARO / AFP
Migrants and refugees wait to arrive in Italy aboard the Topaz Responder ship, run by Maltese NGO Moas and the Red Cross, on November 7, 2016 after a rescue operation off the Libyan coast in the Mediterranean sea. / AFP PHOTO / ANDREAS SOLARO
Comparte
Comenta

El 2017 comienza tal y como acabó el 2016: Naufragios, muertes, saltos a la valla y detenciones

En una maleta. Así finalizó F.T., un joven de Gabón de 19 años el año 2016. Una joven marroquí intentó cruzar la frontera de Ceuta (Marruecos y España) con el joven escondido el interior de la maleta. Los agentes de la aduana observaron el nerviosismo de la joven y le pidieron que abriera la maleta. Rápidamente atendieron al joven subsahariano que presentaba síntomas de asfixia y falta de oxígeno.

Desgraciadamente otros dos jóvenes, un hombre de 20 años y una mujer de 24 comenzaban el año 2017 de manera casi parecida. En la aduana del Tarajal, en Ceuta, la Guardia Civil los encontraba ocultos bajo el salpicadero y los asientos traseros de un ‘Volkswagen Golf’.

Otros 1.100 intentaron saltar el perímetro fronterizo de Ceuta.

Llegadas de pateras por el Mediterráneo

El final de año y comienzo de 2017 tampoco ha hecho que cambie la dinámica a la hora de intentar cruzar el Estrecho.

En Málaga se interceptó una patera en la que desplazaban 52 inmigrantes subsaharianos. Fueron rescatados y dos de ellos trasladados al hospital con hipotermia.

En el Mar de Alborán se rescataron otras dos embarcaciones con 32 y 28 subsaharianos.

En Lanzarote, fueron 14 magrebís, entre ellos una mujer menor de edad que intentaban llegar a España con 120 kilos de hachís en la embarcación y en Mallorca, nueve argelinos intentaban llegar al sur de la Isla.

El Mediterráneo sigue siendo el lugar de entrada de los inmigrantes y refugiados. 250 personas, incluidas mujeres y niños fueron rescatados en las primeras horas del año mientras intentaban llegar a Italia. En una barca hinchable 114 personas, entre ellos un niño, intentaban llegar a Europa desde Libia.

Estados Unidos y México

Las detenciones en la frontera de Estados Unidos con México no se han quedado atrás. Aún no hay datos de final de año, pero el Pew Resarch Center muestra, con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, un incremente del 42 por ciento de las detenciones de inmigrantes en los meses de octubre y noviembre.

En total 93.405 migrantes fueron detenido en la frontera, lo que se traduce en el número más alto en este periodo en los últimos cinco años. Además, indican los datos, se han disparado el número de personas que viajen en familias.

CentroEuropa, ¿donde están los refugiados?

Suiza acaba de informar de una extraña desaparición. 8.166 solicitantes de asilo del 2016 han desaparecido. Nadie sabe donde están. Debido a los problemas en la tramitación de los papeles deciden parar el proceso y “desaparecen” saliendo del país. Algunos hablan de refugiados que siguen su viaje hacia Alemania, otros de refugiados que intentan reunirse con sus familias en otros lugares de Europa.

La descoordinación y la desaparición de estos refugiados llega a provocar situaciones dramáticas. En Bulgaria una somalí fallecía a causa del frío en la frontera con Turquía. Junto a ella otros 30 refugiados afganos cruzaron de manera clandestina soportando temperaturas de 10 grados bajo cero y atravesando zonas donde la nieve alcanza los 40 centímetros de altura.

El año 2017 comienza, para los inmigrantes y refugiados, tal y como finalizó 2016. El drama de las migraciones forzosas sigue su curso y hasta suena irritante decir “Feliz Año” con lo que seguirán sufriendo aquellos que intentan huir de la guerra, la pobreza, el hambre y la violencia.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día