Mas visitadas

¿Por qué este año ha sido tu mejor regalo?

Si crees que este año ha sido difícil, necesitas leer este artículo

¿Por qué este año ha sido tu mejor regalo?

Cuando los últimos días del año se aproximan, notamos que flota en el aire una aprensión general. Podemos incluso dividirla en dos momentos: El primero sería el corre corre – una desesperación para hacer rápido, en apenas algunos días, todo eso que quedó pospuesto durante el año. Imposible. Y luego nos damos cuenta de eso – que es imposible – , y surge la decepción. Decepción porque nada ha salido como fue planeado, y sumergirnos en un mar de culpa e impotencia es todo lo que nos queda por hacer.

Sin duda, la sensación de que el tiempo se acabó y de que una vez más no fue posible completar la lista de objetivos, es realmente muy mala. Si te sientes así, no te preocupes, no estás solo, que sepas que existen millones de personas que también piensan y sienten lo mismo. La buena noticia es que no haber alcanzado las metas ideales del año, no significa que seas un completo fracasado. Somos un proyecto en infinita construcción y este año te ha proporcionado mucho más que sólo una lista de cosas sin hacer.

Es totalmente natural encontrar grandes obstáculos para alcanzar las metas que nos ponemos cada año, pero éste en especial nos ha reservado grandes sorpresas a todos. Problemas políticos, económicos, sociales y desastres ambientales nos han dejado aturdidos y nos han obligado a recalcular rutas, replantear posturas – sería raro si todo fuera muy simple, rápido y fácil, ¿no?

Aparte de todas las cuestiones sobre la naturaleza de los problemas y las elecciones de los culpables, surge la maximización del fenómeno de la insatisfacción del siglo XXI: Necesitamos más. Tenemos una sed incontrolable. Sed de autonomía, de conocimiento, de poder de decisión sobre nuestras propias vidas.

Todos los recursos, avances tecnológicos y científicos, no son suficientes. Ahora, encontrar el propósito de la vida y ser una persona autónoma de si misma, enteramente satisfecha con el trabajo, amigos y familia se ha vuelto más importante que sólo tener un estatus.

Para eso, dada las nuevas necesidades, surgen profesionales especializados en ayudarnos a salir del punto “A” en dirección al punto “B”. Pero ¿es bastante?

La respuesta puede estar exactamente en lo inesperado. No pasa nada si llegaste al final del año y aún no hiciste el viaje de tus sueños por culpa de la situación económica de tu país, si estás insatisfecho con tu trabajo, si aún no eres empresario, si no has logrado el peso ideal, si tu cuenta bancaria está en rojo.

Este año has tenido varias oportunidades de aprender de tus errores y de crear oportunidades gracias a los errores de otros. De reflexionar, de observar el sol que sigue brillando a pesar de todas las nubes que querían taparlo, y en cada amanecer, tienes una nueva oportunidad de volver a empezar, y así día tras día.

Es hora de frenar y tener un minuto para pensar: ¿Qué me han proporcionado los acontecimientos que me han impedido alcanzar las metas de este año? En la respuesta descubrirás cuál ha sido tu mayor conquista.

La vida está hecha de estaciones. Momentos de espera, momentos de parada, momentos de partida. Todos los acontecimientos – buenos o malos – que las envuelven durante el camino es lo que da significado e importancia al viajero. Todo lo que llamamos problemas y obstáculos es lo que en realidad enriquece la trayectoria.

Vivir es un desatarnos constante. Gradualmente vamos aprendiendo con nuestros errores, la constancia es un factor determinante para hacer surgir el fuego entre dos troncos, y así es también con nuestras vidas, el cambio sólo llega con la constancia.

Ten orgullo de lo que ya tienes, de la persona que eres hoy, pues mañana ya no serás el mismo. Celebra que no te hayan sucedido todas esas cosas malas que vemos en la TV.

Apasiónate por tu historia, por tu trayectoria, por todos los obstáculos que surgirán – este año ha hecho de ti una mejor persona. La estabilidad no nos hace crecer, sólo nos mantiene estancados en la ilusión de una vida feliz y completa.

A veces nos olvidamos de que seguimos siendo seres biológicos y defectos, y pretendemos pagar precios altos por las promesas de alcanzar los más altos niveles, cuando las propias experiencias y desafíos de la vida siempre han tenido el poder para llevarnos a la cima sin cobrar altas tasas de interés.

El pasado ya se fue, el futuro aún no existe, el presente es todo lo que tienes en este momento, y por eso es un regalo.

Este artículo tiene los tags:

Publicidad
Publicidad