Aleteia

5 consejos para tomar fotos increíbles esta Navidad (incluso con tu smartphone)

Comparte
Comenta

Un fotógrafo profesional te dice cómo capturar fotos perfectas que te encantarán

Navidad es el momento perfecto para pulir tus habilidades fotográficas y conseguir transformar tus instantáneas festivas en fantásticos tesoros. No te preocupes sobre el tipo de cámara o smartphone que tengas, ¡dicen que la mejor cámara es la que tengas en tu mano! Sigue leyendo para descubrir unos cuantos trucos rápidos para ayudarte a mejorar.

Lee el manual que venía con tu cámara o smartphone: A nadie le gusta este consejo, porque parece una tarea abrumadora, y es cierto que algunos manuales pueden resultar bastante largos y aburridos. Aun con todo, creo que sigue mereciendo la pena, porque cuanto más familiarizado estés con tu cámara, mejores resultados tendrás. Aunque es muy tentador lanzarte a apuntar y disparar con tu brillante réflex digital, con el tiempo descubrirás que cuanto mejor entiendas las configuraciones, mayor control tendrás sobre el producto final.

Coordina colores y patrones: No hay necesidad de que todo el mundo vaya perfectamente conjuntado, pero sí puedes tener en cuenta que colores, patrones y texturas similares funcionan mejor juntos que otras combinaciones. Cuando hago recomendaciones a mis clientes sobre la ropa, normalmente sugiero crear una paleta de color alrededor de un miembro familiar. Si vas a hacer una impresión resaltada, que cada persona escoja un color sólido de los que aparezcan en la impresión. Por ejemplo, si mamá lleva colores de una paleta cálida, selecciona uno o dos de esos mismos colores para otros miembros de la familia. Tus fotografías serán más fáciles a la vista cuando la ropa se complementa entre sí, en lugar de ser una distracción.

Fuentes de luz: Siempre que sea posible, trata de componer tus fotografías sin usar el flash. A veces no queda otra, sobre todo de noche, pero si estás en el exterior durante las horas de luz, entonces busca una zona con sombra abierta. Coloca a tus modelos donde el sol no les ciegue, para que no les haga entornar los ojos, así se evitan las caras arrugadas. Experimenta colocando al modelo en diferentes emplazamientos. Si entrecierra los ojos o el lugar es demasiado oscuro, cámbialo a un punto donde le bañe una luz natural, suave y equilibrada. Compara tus fotografías con diferentes configuraciones y no temas practicar en diferentes emplazamientos a diferentes horas del día. Uno de los mejores momentos del día para la fotografía es el periodo de la mañana antes de que el sol esté demasiado alto, o entre una y dos horas antes de la puesta de sol, también conocida como la “hora de oro”. Puede resultar complicado capturar momentos preciosos en torno al árbol de Navidad usando únicamente luz natural. A veces tendrás que confiar en una combinación de luz que entre de la calle junto con luces ambientales de la habitación. De todas formas, si puedes colocar a los sujetos de forma que la luz disponible sea suficiente para iluminar sus rostros, descubrirás que así creas mejores retratos. A no ser que estés tratando de crear deliberadamente un efecto silueta, evita tener ventanas detrás de tus modelos, de lo contrario la cámara se centrará y calibrará en relación a la zona más iluminada y terminarás con caras oscuras debido a la baja exposición. La luz lo es todo en fotografía y conseguir manejarla es una de las mejores formas para crear un retrato sensacional.

Composición: Una de las maneras más fáciles de convertir una instantánea en una imagen memorable es aprender algunas reglas de composición. Aunque seas novato en esto de la fotografía, es posible que te suene o que conozcas bien la “regla de los tercios”. Esta pauta es útil porque crea una fotografía más atractiva visualmente. Lo más fácil para aplicar esta regla es mirar a la escena que quieras fotografiar e imaginar que hay dos líneas verticales y dos horizontales que la atraviesan. Esta división creará nueve bloques iguales en la imagen. Lo ideal es que tu punto focal, es decir, tu modelo, esté situado sobre las líneas y en alguno de los cuatro puntos de intersección. La mayoría de las cámaras nuevas, incluyendo los smartphones, incluyen una configuración o una aplicación que te permite crear una cuadrícula con este fin. Comprobarás que con un poco de planificación y atención en tus encuadres, las fotografías serán mucho más interesantes. Así que, ya estés usando una DSLR, una cámara compacta o incluso un smartphone, si te tomas el tiempo para organizar y componer tu fotografía, la estarás llevando a un nivel mucho más alto.

Creatividad: En particular cuando fotografías a un grupo, no temas buscar algo de diversión con poses originales. No todo el mundo tiene por qué estar de pie en línea recta. Juega con ángulos diferentes. Si vas a capturar una foto familiar con varias generaciones, que los ancianos se sienten en sillas o en un sofá y que los pequeños se pongan entre ellos o en su regazo. Los otros adultos pueden quedarse de pie en la parte de atrás, pero asegúrate de que nadie le tapa la cara a otra persona del grupo.

 

Temas de este artículo:
fotografianavidadsmartphone
Newsletter
Recibe Aleteia cada día