Sociedad

Princesas con andadores, muñecos con audífonos,… Juguetes inclusivos para adaptarse y ponerse en el lugar del otro

También hay peluches que educan sobre enfermedades como diabetes y autismo

Princesas con andadores, muñecos con audífonos,… Juguetes inclusivos para adaptarse y ponerse en el lugar del otro

Scurzuzu-CC

Maritza Martínez tiene una hija con síndrome de Down y decidió hace un tiempo comprarle una muñeca con similares características. “Desde que la vio se convirtió en su juguete preferido. Es como si sintiera que ella no es la única en ser así”, expresó Maritza, directora del centro Sensory Kids Company, un espacio que brinda atención a chicos con discapacidades,  según cuenta a El Telégrafo de Ecuador.

Hace tiempo varias empresas dedicadas a la fabricación de juguetes empezaron a incorporar en sus líneas de producción juguetes que abordan el tema de la discapacidad, así como diferentes enfermedades. 

Por ejemplo, a comienzos del año, LEGO lanzó su primer muñeco en silla de ruedas, de alguna manera respondiendo al llamado de la periodista británica Rebecca Atkinson, creadora de Toy Like Me (Juguete como yo), un movimiento que pretende estimular el desarrollo de este tipo de juguetes.

Luego se sumó la marca Barbie con muñecas con diferentes cuerpos. Pero también hay otras compañías que desde hace mucho se vienen sumando a la iniciativa y es posible encontrar en el mercado princesas con andadores, muñecos con audífonos, etcétera.

En Chile, igual que en otros lugares, desde hace años se comercializan las muñecas con rasgos de menores y con síndrome de down.

Pero el objetivo no es solamente regalar estos juguetes a niños con similares características, sino que también deberían ayudar a la reflexión de los que no tienen discapacidades.  

“Vemos que a través de un juguete hay menos discriminación en diferentes campos”, expresó la psiquiatra del Hospital de Guayaquil, María Luisa Meneses, en diálogo con El Telégrafo.

Al mismo tiempo es importante, a la hora de obsequiar este tipo de regalos, explicar a los hijos los motivos del mismo y por qué tal muñeco está en silla de ruedas o tiene una pierna ortopédica.

Además de este tipo de juguetes, en algunos países también hay juguetes con fines educativos para niños que padecen enfermedades como diabetes o autismo.

María García Reinoso, una ecuatoriana estudiante de diseño, fue la ganadora en 2015 por Citi Microemprendedor (CMA) por haber elaborado con ayuda de otros especialistas un juego didáctico inclusivo. Se trata de un bote de lata donde hay figuras de colores, materiales y tutoriales, además de una app para descargar en el teléfono móvil. Gracias a esto, según lo que dibujen los hijos, los padres podrán conocer el estado emocional de los hijos.

En cuanto a los niños con diabetes, el peluche Mache al Mapache es de gran ayuda gracias a sus constantes recordatorios en cuanto a la alimentación, el control de la glucosa y la inyección de la insulina.

En tanto, desde la organización de los premios CMA ya se anunció que en 2017 habrá una tercera feria de juguetes donde se expondrán y premiarán a las mejores ideas inclusivas. Esto fue confirmado por Roberto Grandes, gerente senior de Junior Achievement  (JA) Ecuador.

De esta manera, los juguetes inclusivos representan una forma lúdica de enseñar a los más pequeños a adaptarse mejor a las diferentes realidades personales y también una manera de ponerse en el lugar del otro.

 

Publicidad
Publicidad