Aleteia

¿Por qué estás enfadado en Navidad? 6 cosas que puedes hacer para evitarlo

Comparte
Comenta

Si tienes los ojos fijos en el nacimiento, será más difícil que el estrés y las incomodidades te arruinen las fiestas

Largas filas por todas partes, tantas cosas por hacer, la comida de Navidad con los parientes que te ponen nervioso y otro Adviento que se te ha pasado sin darte cuenta… Son razones suficientes para provocar la irritación y acabar con el espíritu navideño de cualquiera.

Pero hay una razón por la que muchos de nosotros no experimentamos la alegría de la Navidad que nos gustaría, y es esta: no nos concentramos en el pesebre. En la carrera de las compras y los preparativos, olvidamos lo que significa de verdad la fiesta de la Navidad y cómo sumergirnos en la alegría y la paz de estos días.

Así que, en estas fiestas navideñas, si estás irritado, aquí te damos cinco cosas que puedes hacer:

1. Haz pausas durante el día para rezar

En este periodo del año las jornadas están llenas, pero antes de salir de la cama por la mañana toma cinco minutos para ofrecer el día a Dios y pedirle su paz y su ayuda. Haz lo mismo antes de dormir, haciendo revisión del día y pidiendo a Dios que te cure mientras duermes. Rezar en un día ocupado te ayudará a concentrarte. Intenta rezar el Ángelus a mediodía. Esta antigua oración cristiana recuerda la Encarnación y el “Sí” de María a Dios, que puede ayudarnos a poner otra vez los ojos en el pesebre.

2. Agradece

Ser profundamente agradecido es un antídoto eficaz contra la irritabilidad. Cuando nos sentimos tristes, cuando creemos que se nos debía más o que nos ha faltado algo, estamos olvidando la bondad de Dios. ¿En qué maneras has sido bendecido? Piénsalo. Escríbelo. Dilo en voz alta. Ser agradecido no significa que no tienes problemas. Significa que tienes una perspectiva.

3. Olvídate de la “sencillez”

Intentar simplificar la Navidad es un objetivo loable, sobre todo en lo que respecta al lado comercial, pero no te “pases” haciendo de la Navidad unos días de vacaciones como otros cualquiera. Es la fiesta de cumpleaños más importante del año y hay que celebrarla, lo que significa que tienes que trabajar más y asumir más gastos, y está bien así. Ahorra donde puedas, pero sin quitarle nada a la verdadera fiesta.

4. Haz algo por los necesitados

No hay mejor medicina contra la irritabilidad que pasar tiempo con los pobres. Adquiere comida para un sin techo cuando vayas de compras. O regalale unas zapatillas calientes o un café. Incluso si no puedes darle nada a nivel material, pregúntale su nombre y dile que rezarás por él. Haz un donativo a Caritas u otras agencias de ayuda: recuerda que muchas personas en esta Navidad intentarán sólo sobrevivir.

5. Vete a confesar

Una buena limpieza del alma hace mucho para acabar con la irritabilidad, y es una de las mejores cosas que puedes hacer en Navidad. Tanto si eres de los que frecuenta el confesionario como quien no lo ve desde hace años, una buena confesión te hará sentirte mucho más alegre y ligero, perdonado y liberado.

6. Pasa tiempo con personas que te hagan sonreír

Aunque no las invites a la comida de Navidad, entra en contacto con personas que te hacen feliz – por teléfono, con email y videollamadas si no puedes hacerlo en persona. Por ejemplo, los niños disfrutan mucho de las fiestas de Navidad, estar con ellos te ayudará mucho a entender qué significa celebrar el nacimiento de Jesús.

 

Temas de este artículo:
iranavidad
Newsletter
Recibe Aleteia cada día