Vatican News

Museos Vaticanos; el 21 de diciembre se inaugura el Brazo Nuevo

Después de una intervención importante, vuelve a abrir al público el Brazo Nuevo de los Museos Vaticanos: la galería construida entre 1816 y 1822 por voluntad de Papa Pío VII «Chiaramonti» con el objetivo de alojar la magnífica colección pontificia de esculturas clásicas. La imponente restauración, particularmente compleja debido a todas las disciplinas involucradas, renovó tanto la estructura arquitectónica como las alrededor de 140 esculturas expuestas. La inauguración será el próximo 21 de diciembre.

La obra de restauración (posible gracias a los fondos del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano y a la generosidad de los Patrons of the Arts in the Vatican Museums) fue dirigida por la sección de Antigüedades Griegas y Romanas y por la sección de Arte de los siglos XIX y XX de los Museos Vaticanos, con la colaboración de los Servicios Técnicos. La visita al Brazo Nuevo formará parte del acostumbrado recorrido de los Museos Vaticanos y, evidentemente, está incluida en la entrada.

«Este que inauguro al final de mi mandato vaticano es un resultado del que estoy particularmente orgulloso», dijo Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos, en un artículo publicado en «L’Osservatore Romano». «Lo considero —escribió— una especie de premio a mis nueve años de servicio vaticano, además de un signo de amistad y de afecto que me ha hecho feliz».

«Una intervención plural —explicó Paolucci—, delicada y compleja como pocas, que duró en conjunto siete años: alrededor de 140 esculturas de medias y grandes dimensiones fueron trasladadas, limpiadas, restauradas; varios centenares de metros cuadrados de superficies fueron pintados y frescos devueltos a su color original. Por no hablar de los mosaicos pavimentados, de los que se encargó el Laboratorio de restauración de mosaicos coordinado por Roberto Cassio. Por no hablar del importante trabajo e revisión de las coberturas, de la disposición de las luces, de la renovación de la instalación eléctrica que llevaron a cabo los colegas de los Servicios técnicos del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano, guiados por el amigo don Rafael García de la Serrana Villalobos».

«Con la adición arquitectónica conocida como Brazo Nuevo —explicó Paolucci en un ensayo de hace algunos años—, la museografía moderna entra al Vaticano y entra con una obra de arte absoluta. Porque el Brazo Nuevo es la idea misma de Museo en los albores de la modernidad».
 

Publicidad
Publicidad