Estilo de vida

¡Ayuda! No tengo dinero para Navidad

Que los tiempos difíciles no te impidan ser feliz en estas fiestas

¡Ayuda! No tengo dinero para Navidad

Pixabay/Aleteia COMP

Tengo la sensación de estar fallando en las Navidades de este año. Es como si no consiguiera encontrar el ánimo. El tema del dinero en casa está especialmente difícil este año, pero no voy a aburrirte con nuestras finanzas. La cuestión es que no puedo hacer tanto por mis hijos y por mi familia como haría normalmente, y la verdad es que la situación me está desmoralizando. No hemos hecho nada relacionado con la Navidad como familia porque tengo el ánimo por los suelos. Sé que la Navidad no gira en torno a los regalos, sino en torno a Cristo, pero no puedo evitar que los problemas económicos lo estropeen todo. Necesito una buena charla de motivación para escapar de este terrible estado anímico.
¡Gracias!
Frustrada sin dinero

Querida Frustrada sin dinero:

He pasado por lo mismo. Es increíblemente duro cuando tienes un corazón generoso pero no tienes medios económicos que te permitan expresarlo. ¿A quién no le gustaría poder colmar a sus hijos y a su familia de regalos?

Pero recuerda que los regalos no son la medida del amor, sino el tiempo. Cuando dedicas tiempo a una persona le estás haciendo saber que valoras y disfrutas de su compañía. Esto se aplica tanto a tus hijos como a Dios. Pasa tiempo con ambos para volver a encender ese fuego festivo en tu ánimo.

Tus hijos no van a recordar qué regalos tuvieron, pero sí recordarán el año en que su madre estuvo abatida y triste por Navidad. Puede que suene a tópico, pero no por ello es menos cierto. Andar con cara mustia porque no se puede comprar todo lo que hay en la lista de regalos manda el mensaje implícito de que la felicidad solo se obtiene a través de la ganancia material. Estoy bastante segura de que no es lo que quieres que tus hijos aprendan de la Navidad.

En lugar de ignorar la festividad porque no tienes dinero para celebrarla de la forma habitual, acepta las Navidades y permite que te inunde su espíritu.

Comienza por celebrar el Adviento con la sosegada anticipación del nacimiento de Cristo. Todavía te queda tiempo. Dediquen tiempo a ir juntos a la adoración; lean juntos lo que dicen los Evangelios sobre el nacimiento de Cristo y escuchen música de Adviento. Relájate y pasa tiempo con tu familia. Acurrúquense en el salón y vean películas navideñas juntos. Siéntense junto al árbol de Navidad o el portal de Belén y lean cuentos de navidad a sus niños, o déjales a ellos que te lean a ti.

Una de mis actividades favoritas para pasar un rato divertido es dar un largo paseo por la ciudad para ver las decoraciones navideñas. ¡Todo lo que necesitas para una aventura navideña son galletitas recién horneadas en una lata y un termo de chocolate caliente!

Mi consejo es que este año te permitas desprenderte de tus expectativas y simplemente disfrutes del momento con los niños. Regodéate en los momentos de calma con Dios, que nos mostró la mejor expresión de amor en forma de tiempo cuando accedió a encarnarse y vivir entre nosotros. Para pasar tiempo contigo también.

Publicidad
Publicidad