Testimonio

De alto ejecutivo del IBEX a sacerdote, ¿por qué?

Alberto Nuñez será hoy ordenado sacerdote, conoce aquí su historia

De alto ejecutivo del IBEX a sacerdote, ¿por qué?

© Cristina QUICLER / AFP

Alberto Núñez era Director de Estrategia de Gas Natural. Durante años fue analista bursátil, primero en Société Générale y luego en BBVA. Llegó a ser responsable de análisis del sector energético español y paneuropeo. Hoy el cardenal Carlos Osoro le ordenará sacerdote y mañana tendrá lugar su primera Eucaristía.

¿Qué lleva a un alto ejecutivo del IBEX 35 a dejar su carrera profesional y hacerse primero jesuita y ahora sacerdote? ¿Qué hay detrás de esta inquietud? ¿Porqué dejar 15 años de éxito en el mundo empresarial y financiero?

“La suma de diversos factores que se van entrelazando hasta confluir en una misma dirección”, explicaba hace años Alberto en un artículo escrito en el diario El Confidencial.

“En mi caso, siempre he perseguido con ahínco realizar un buen trabajo, pero comprobaba que las más de las veces sus frutos son amargos: el predominio del corto plazo, el tener que cerrar muchas veces los ojos y el corazón ante las realidades de la vida y el no tener tiempo para nada ni para nadie distinto del trabajo”.

Poco a poco Alberto fue dándose cuenta de ciertas cosas. Quería trabajar sólo en proyectos en los que al final pudiera pensar que la vida merece la pena y a su vez fue acercándose poco a poco a Dios, para él: “una certeza experimentada”.

“Cuando comprendemos que la ternura, la compasión son lo más auténticamente humano (más que la razón), entonces cambia nuestra vida”, explica Alberto, que da una fecha clave: la muerte de su hermano a causa de un cáncer.

Reconoce que eso fue un antes y un después: “A partir de entonces, empecé a buscar enriquecer mi actividad profesional con otras. Primero inicié un voluntariado una tarde a la semana en un centro psiquiátrico de San Juan de Dios. Luego, me matriculé en estudios nocturnos de teología en la U.P. Comillas”.

Dio un paso importante y animado por la Compañía de Jesús se mudó al Pozo del Tío Raimundo, un barrio empobrecido de Madrid, donde, “además de colaborar y vivir con jóvenes, empecé un proceso de discernimiento”.

“No puedo explicar lo que ha pasado estos últimos meses y cómo todas las piezas del puzzle han ido encajando si no es desde el convencimiento de la existencia de que hay algo más de lo que captan nuestros sentidos exteriores”, afirmaba momentos antes de profesar los votos en la Compañía de Jesús.

Hoy Alberto Núñez da un paso más, un paso definitivo, será ordenado sacerdote.

Publicidad
Publicidad