Aleteia

Las mujeres eran el blanco: El ataque en El Cairo fue un golpe al seno de la Iglesia

Comparte
Comenta

Los terroristas colocaron la bomba en una sección de la iglesia copta ocupada por mujeres y niños. Recordamos a los muertos por su nombre

Es fácil, en particular durante esta ajetreada temporada de preparación para las vacaciones y la Navidad, horrorizarse por una historia de terrorismo y al instante olvidarla. La semana pasada leímos sobre bombardeos: en el puerto de Mogadiscio, en El Cairo, en Nigeria; hemos suspirado, rezado y luego —como es tan frecuente en nuestra era digital— hemos pasado página rápidamente entrando en Facebook para ver a quién le ha gustado lo mismo que nos ha gustado a nosotros y así olvidar las frecuentes matanzas que, aunque estén “muy lejos”, sabemos que pueden acercarse mucho en un santiamén.

Pero cuando los detalles de estas atrocidades logran captar nuestra atención, es más difícil filtrar el horror, y el horror en esta ocasión es que los objetivos eran mujeres y niños: las terroristas suicidas de Nigeria eran dos niñas. En el ataque de El Cairo, se había colocado una potente bomba —así de potente— en la sección de la iglesia de San Pedro y San Pablo reservada a mujeres y niños.

Así que estos ataques van contra el seno dador de vida de la Iglesia, el que nutre y crea su futuro, y contra las jovencísimas “almas que habitan en la casa del mañana, que no puedes visitar ni siquiera en tus sueños”.

¿Quiénes son los cristianos coptos?

Sí, la realidad es tan terrible como suena, y por ello hasta los activistas denuncian este ataque.

Quizás por eso es importante señalar que las víctimas de la explosión de El Cairo, hasta donde ha llegado la identificación, son todas mujeres.

Y tan importante es saber los nombres de los 21 mártires coptos asesinados en una playa por Daesh, como los de estas mujeres martirizadas, matadas mientras rezaban, y que pronunciemos sus nombres también en oración. Tal y como dijo el papa Francisco a Su Santidad el papa Teodoro II, patriarca de la Iglesia copta ortodoxa de Alejandría, “estamos unidos en la sangre de nuestros mártires”:

+Santa mártir Regina Raafat, ruega por nosotros y por el mundo entero
+Santa mártir Nadia Raymond Shehata, ruega por tus asesinos
+Santa mártir Veronia Faheem Helmy, ruega por su salvación
+Santa mártir Marina Faheem Helmy, ruega por la liberación de todos sus prisioneros
+Santa mártir Ensaf Adel Kamel, ruega por la protección de las apenadas familias, separadas por el terror
+Santa mártir Aida Mikahil, ruega por los jóvenes hombres y mujeres llamados a construir familias
+Santa mártir Eman Youssef, ruega por la generación del futuro
+Santa mártir Neveen Adel Salama, ruega por los ancianos que han de apoyarles
+Santa mártir Amany Saad, reza por los cautivos, obligados a servir a los que solo sirven al mal
+Santa mártir Varina Emad Amin, reza por que los “dos pulmones” de la cristiandad, Oriente y Occidente, respiren juntos
+Santa mártir Samia Gameel, reza por la iluminación de todo lo que es bueno
+Santa mártir Sohair Mahrous, reza por que al contemplar la bondad, deseemos servirla
+Santa mártir Attiyat Sarhan Saeed, reza por los infectados con el virus del odio y el extremismo
+Santa mártir Madeleine Tawfiq Abdo, reza por los líderes, tanto seculares como sacros
+Santa mártir Mohsen Elios, reza para que les guíe la sabiduría del Cielo
+Santa mártir Widad Wahba, reza por la fortaleza de los cautivos
+Santa mártir Samia Fawzy, reza por las personas que en estos momentos sufren el asedio
+Santa mártir Marcelle Guirguis, reza por los que están en peligro inmediato ante las fuerzas del mal
+Santa mártir Neveen Nabil Youssef, reza por la protección de nuestras Tierras Santas y nuestro patrimonio
+Santa mártir Jihan Albert, reza por los trabajadores humanitarios, seculares y religiosos
+Santa mártir Suad Atta Bishara, reza por la generación en el poder, por que sus egos queden a un lado y sus corazones se abran al Camino, la Verdad y la Vida
+Santa mártir Sabah Wadih Yesa, reza por todas las personas de buena voluntad, de todas las religiones y naciones
+Santa mártir Nabil Habib Abdallah, reza por nosotros y por todo el mundo

Oh, mártires nuevos, por una fuerza malevolente tan vieja como el Edén, ahora os sumáis a los antiguos santos; mantenednos en vuestras oraciones, ya que una vez más nos centramos en las misteriosas tierras donde la humanidad comenzó a ser y a saber, y donde todo será finalmente revelado.

Rezad por que pongamos a un lado todo lo irrelevante ahora y miremos para siempre a Oriente para preparar nuestros espíritus para los compromisos a los que estamos llamados, ya vivamos en estos lugares de antiguos caminos y portales, o en la más moderna de las viviendas.

María, Madre de Dios, ruega por nosotros,
San Miguel arcángel, ruega por nosotros,
San Juan el precursor, ruega por nosotros,
San Chárbel Makhlouf, ruega por nosotros,
Santas Mariam Baouardy y María Alfonsina de Palestina, rogad por nosotros,
San Carlos de Foucauld, ruega por nosotros.

Todos los Hombres y Mujeres Santos, rogad por nosotros.
Amén, amén.

Si quieres apoyar a los cristianos que sufren en Egipto, hay una magnífica organización, Catholic Near East Welfare Association (CNEWA), una agencia papal de 90 años de antigüedad con amplios proyectos y programas que ofrecen muchos tipos recursos y apoyo espiritual a los católicos orientales, incluyendo a los cristianos coptos (un emotivo ensayo fotográfico de la pasada primavera en su premiada revista ofrece una visión del mundo al que ayudan en Egipto; y este retrato de Suez muestra algunas de las miserias y la persecución que sufren los cristianos).

Visita esta página para saber qué puedes hacer.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día