Vatican News

Argentina: red de empresarios bajo el signo de Francisco

Primero fueron los intendentes (alcaldes) con el “Pacto de Padua”. Después se sumaron legisladores y líderes políticos en una “mesa laudatista”. Ahora un grupo de pequeños y medianos empresarios decidieron adherir públicamente al mensaje del Papa. En su país natal, este jueves 15 de diciembre se presenta la RIEL, una Red de Industriales y Emprendedores Laudatista. Ante ellos un desafío: ser de verdad congruentes con los (exigentes) postulados propuestos por Francisco en su encíclica dedicada al cuidado de la “casa común”.

El nuevo proyecto se constituirá en torno al empresario Federico Cuomo y al legislador por la ciudad de Buenos Aires, Gustavo Vera. El primero es gremialista y presidente de la Unión Industrial Argentina de Avellaneda (2011-2016). El segundo es referente de la organización social La Alameda y amigo de vieja data de Jorge Mario Bergoglio. A ellos se sumará, en la ceremonia de conformación del organismo, el arzobispo (también argentino) Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano.

El acto está previsto en el Convento de los Mercedarios, en el corazón mismo de Buenos Aires. Según los organizadores, RIEL será una agrupación política “no partidaria”, de carácter social, que se regirá por los principios de la encíclica “Laudato Si”, resumidos en una frase del Papa: “Ilumina a los dueños del poder y del dinero para que se guarden del pecado de la indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles, y cuiden este mundo que habitamos”.

Quizás por tratarse de una “agrupación política”, los medios de comunicación argentinos identificaron inmediatamente la iniciativa como un “nuevo partido” que seguirá los dictados de Roma. Ni una cosa, ni la otra. “El Papa no tiene un proyecto político concreto para su país”, confesó, hace unas semanas, una persona de estrecha confianza de Francisco.

Él lo ha dicho, considera necesario empujar el inicio de procesos. Y el “laudatismo”, en Argentina, es ya un proceso. Una corriente de pensamiento a la cual pueden adherir quienes se sientan involucrados. Varios entre quienes lo han hecho en el pasado cercano, como políticos (por ejemplo), lo han hecho sólo por la foto. O por un cálculo político. Pero muchos otros están verdaderamente convencidos.

RIEL será la primera realidad industrial y empresaria. Al papa se lo vincula mucho más con los movimientos sociales, los movimientos populares y el sindicalismo histórico. Con exponentes de todos esos sectores tiene relación personal. Pero su palabra no se ha quedado únicamente ahí. En diversas ocasiones ha hablado de la importancia del diálogo y el acuerdo entre patrones y obreros, entre industriales y trabajadores.

“Convocamos a quienes tienen inquietudes empresarias (industriales, comerciantes, profesionales, cooperativistas, emprendedores) con sensibilidad social y vocación participativa a formar parte de un espacio universal, interdisciplinario e interreligioso que buscará transmitir los valores que pregona nuestro Papa Francisco dentro del empresariado y generar acciones en consecuencia con ello. Aportando así nuestro esfuerzo para acercar posiciones ayudando a concluir los desencuentros que tanto sufrimos como pueblo”, indicaron los impulsores de la nueva red.

“Quienes respondan a este llamado urgente, estarán de acuerdo en que somos nosotros quienes podemos obrar contra la cultura del descarte, no solo tendiendo una mano a quien la necesite, sino también capacitándonos y reflexionando sobre que tipo de aparato productivo estamos construyendo”, agregaron.

Recordaron las palabras de Francisco en el número 129 de “Laudato Si”, en el cual señaló que la actividad empresarial, una vocación orientada a producir riqueza y a mejorar el mundo para todos, puede ser una manera muy fecunda de promover la región donde instala sus emprendimientos, sobre todo si entiende que la creación de puestos de trabajo es parte ineludible de su servicio al bien común.

Y apuntaron: “Creemos en el efecto multiplicador de las ideas, y en la lógica que indica el santo padre, cuando nos invita a ocuparse de iniciar procesos más que de poseer espacios. Esto es para nosotros dejar de ‘balconear’ la vida”.

 

Publicidad
Publicidad