Mas visitadas

Se viene la Navidad y “tres extrañas figuras” salen a la luz en Uruguay

La peculiar campaña en el país más laico de América Latina para devolverle el sentido cristiano a la Navidad

Se viene la Navidad y “tres extrañas figuras” salen a la luz en Uruguay

RAYANDBEE-CC

Es normal que los balcones, terrazas y ventanas de varios hogares de Montevideo, la capital de Uruguay, en tiempos Navidad –tal cual sucede en otras partes del mundo- comiencen a llenarse de adornos y colores típicos de estas fechas.  Es común avizorar a Santa Claus (Papá Noel por estas latitudes) colgado en alguna baranda, jardín, plaza pública o del  propio árbol navideño.

En Uruguay, así como en otros países de Sudamérica, el verano se aproxima, los chicos y jóvenes finalizan sus años lectivos. La gente ya comienza a pensar en sus vacaciones y con quiénes celebrará las tradicionales fiestas de fin de año.

Mientras en gran parte del continente mucha gente vive con veneración la fiesta de la Inmaculada Concepción de María, en Uruguay se celebra el Día de las Playas, de alguna manera dando rienda suelta al disfrute de las costas (aunque a esta altura con los cambios en el clima, este día ya es decorativo y la gente se empieza a volcar a las playas mucho antes).

Pero en algunos otros hogares de Montevideo también empiezan a asomarse tímidamente en los balcones, terrazas y ventanas, y de a poco con mayor protagonismo,  “tres extrañas figuras” representadas en un lienzo. Para muchos transeúntes es una imagen que no pasa desapercibida.

Se trata, nada menos que del niño Jesús, de María y José en el pesebre (belén). Precisamente, en Uruguay, el país más laico de América Latina –donde poner la imagen de la Virgen en un espacio público representa una verdadera odisea–  no es tan común que estas figuras salgan a la luz.

La iniciativa forma parte de la campaña denominada Navidad con Jesús impulsada por la Iglesia de Montevideo con el objetivo de devolverle el sentido cristiano al tiempo navideño.

Hasta el propio Papa Francisco pudo conocer de primera mano la propuesta y tener entre sus manos el tan representativo lienzo durante la visita que le realizara en el Vaticano el cardenal uruguayo Daniel Sturla.

Pero la campaña no se agota en balconeras. También se promovieron diversas acciones con el mismo fin, como el rezo de la Novena a la Inmaculada Concepción en lugares públicos de la capital en los días previos, la bendición del niño Jesús que será puesto en los pesebres, el rezo en familia durante Nochebuena, entre otras.

Y muchos uruguayos se pusieron en campaña en los últimos días.

Precisamente, este es el objetivo que persigue esta idea en Uruguay, que la imagen del nacimiento del niño Jesús se haga presente en la vida cotidiana, que los cristianos no tengan vergüenza de demostrar su fe públicamente (luego de tantos años donde este aspecto estuvo relegado a la vida privada) y que a imagen del niño Jesús, junto a María y José, los auténticos protagonistas de la Navidad, ya no sea extraña para nadie.

En definitiva, que la Navidad en Uruguay recupere el sentido cristiano y que no se quede meramente en un día típico de reunión familiar sin trascendencia, tal cual promueve el propio calendario oficial uruguayo (Día de la Familia) con el intento de solaparla no llamándola por su nombre.  

Publicidad
Publicidad