Aleteia

La “nueva” forma de eliminar indocumentados: mandarlos a morir al desierto

© benketaro
Comparte
Comenta

No más muertes en el desierto de Arizona

“No Más Muertes” es una organización humanitaria con base en el sur de Arizona, en el desierto que une a las fronteras de México con Estados Unidos.

Inició labores en 2004 como una coalición de grupos comunitarios y grupos de fe, dedicados a unir esfuerzos para poner fin a las muertes de migrantes en el desierto y lograr la promulgación de un conjunto de “Principios Basados en la Fe sobre la Reforma Migratoria.”

Más tarde se desarrolló como un proyecto autónomo. Desde 2008 ha sido un ministerio oficial de la Iglesia Unitaria Universalista de Tucson, una de las ciudades más importantes del sur de Arizona.

Áreas remotas, muertes inminentes

“No Más Muertes” mantiene su presencia humanitaria todo el año en el desierto del suroeste de Arizona. Trabaja en las areas remotas hacia donde la migración ha sido empujada por las autoridades fronterizas, obligada a caminar entre 50 y 120 kilómetros, en medio de las condiciones más difíciles por la temperatura y la falta de agua, así como por las serpientes y otros animales.

Los voluntarios de “No Más Muertes” caminan los senderos del desierto, las rutas de los migrantes, y dejan agua, comida, calcetines, cobijas y otros artículos de primera necesidad.

Bajo la supervisión de un equipo médico, los voluntarios proporcionan primeros auxilios a individuos agotados o en necesidad de atención médica.

Recientemente, “No Más Muertes” ha denunciado que los agentes de migración de Estados Unidos tienen una nueva estrategia, un arma letal en contra de los migrantes: empujarlos a cruzar el desierto para que ahí se mueran.

La lucha de “No Más Muertes” es contra este tipo de prácticas inhumanas y contra los peligros que enfrentan hombres, mujeres, niños y ancianos que cruzan la frontera por el desierto de Sonora (México) y Arizona (Estados Unidos).

El organismo parte de la noción de que la persona refugiada o inmigrantes busca refugio o trata de encontrar oportunidades de trabajo que sus países les niegan.

“El conocimiento de la desaparición de miles de personas en el remoto y salvaje desierto de la frontera entre México y Estados Unidos, marca uno de los grandes crímenes de la historia de nuestros días”, se puede leer en un reporte reciente de “No Más Muertes”.

Miles se quedaron en el desierto

Se trata de uno de los tres reportes emitidos por este grupo de ayuda humanitaria –que trabaja junto con la Coalición de Derechos Humanos de México—en los que se documentan cientos de abusos en contra de los migrantes de parte de la Patrulla Fronteriza estadounidense.

Adicionalmente a los métodos de aprehensión de la Patrulla Fronteriza, “No Más Muertes” acusó a la agencia federal de haber desplegado 18,000 agentes de seguridad en cerca de 2,000 kilómetros de la frontera con México para hostilizar a los migrantes y para sabotear la ayuda humanitaria.

El estudio de “No Más Muertes” documenta decenas de miles de desaparecidos en el desierto desde 1990, incluyendo 1,200 personas el año pasado.

Por su parte, la Patrulla Fronteriza estima que al menos 6.000 personas han muerto desde 1990 tratando de cruzar la frontera, sin embargo el número debe ser mucho mayor, ya que hay miles de cuerpos que jamás se han encontrado.

Temas de este artículo:
desiertoeeuuinmigracionmuerte
Newsletter
Recibe Aleteia cada día