Iglesia

La Iglesia en Centroamérica sigue amando a sus hijos que emigraron

Obispos de la región analizan acciones de apoyo y caridad con los migrantes que viven en los EE.UU.

La Iglesia en Centroamérica sigue amando a sus hijos que emigraron

Víctor Manuel Espinosa-CC

Las oleadas de migrantes siguen llenando los albergues de todo México. Y la Iglesia católica del país continúa construyendo espacios para que hondureños, guatemaltecos y salvadoreños estén protegidos bajo la intercesión de san Toribio Romo, patrono de los migrantes mexicanos y ahora de sus hermanos de Centroamérica.

Por su parte, la Asamblea del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), que tuvo lugar en Guatemala el fin de semana pasado, expresó, en su declaración final, su apoyo y preocupación por los migrantes en los Estados Unidos, sobre todo tras los anuncios de deportaciones masivas realizados por el presidente electo de esa nación, Donald J. Trump.

La asamblea anual del SEDAC, celebrada en Guatemala, reunió a 64 obispos de Centroamérica, justamente cuando el huracán Otto golpeaba esta porción del continente americano, causando víctimas mortales en Costa Rica, donde, por vez primera en la historia reciente golpeó un huracán.

Por lo que respecta al fenómeno migratorio de países como Honduras, Guatemala y El Salvador, el presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá, José Domingo Ulloa, subrayó en rueda de prensa: “Los centroamericanos que dejan nuestros países ocupan un lugar especial en el corazón de estos pastores y en el corazón de la Iglesia. Son hermanos que salen expulsados por la violencia y la pobreza”.

Acciones conjuntas

Más adelante el prelado panameño recalcó: “Como Iglesia, nos hemos preocupado para apoyarlos materialmente a través de las instituciones eclesiales de caridad, acompañados de los esfuerzos de los gobiernos”.

La asamblea anual del SEDAC coincidió con el llamado que el Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Morales, hizo a los 15 cónsules de este país en Estados Unidos para analizar medidas a implementar frente al cambio de gobierno en ese país, el próximo 20 de enero.

Morales también hizo uso de la palabra al concluir la ceremonia religiosa y manifestó el propósito de los gobiernos centroamericanos, conjuntamente con el de México, para accionar a favor de los migrantes.

Horas antes, Morales asistió a la reunión de los obispos, en un centro religioso de la capital, para darles a conocer, junto a sus viceministros, las acciones que se piensa implementar para apoyar a los migrantes, especialmente guatemaltecos, salvadoreños, hondureños y mexicanos, según acordaron a inicios de semana los jefes de la diplomacia de los cuatro países durante una reunión que también se cumplió en Guatemala.