Papa

Bergoglio a políticos franceses: No se olviden de los migrantes

Audiencia a políticos de la región Rhone-Alpes

Bergoglio a políticos franceses: No se olviden de los migrantes

Jey OH photographie-cc

El Papa exhortó a un grupo de políticos locales franceses de la región Rhone-Alpes, que fueron recibidos durante unos minutos hoy por la mañana en el Vaticano, antes de la Audiencia general, a escuchar “con particular atención a todas las personas en condiciones de precariedad, sin olvidar a los migrantes que huyeron de sus países debido a la guerra, a la miseria y a la violencia”:

“En el actual contexto internacional, marcado por frustraciones y temores, intensificados por los atentados y por la violencia ciega que han afectado tan profundamente su país, es mucho más importante buscar y desarrollar el sentido del bien común y del interés general”, dijo Francisco. “Así, me gustaría, junto con los Obispos de Francia, subrayar la necesidad, en un mundo que cambia, de volver a encontrar el sentido de la política”.

Los obispos “han hecho este documento ahora, y yo me acuerdo del de hace 20 años,“Réhabiliter la politique”, que tanto bien nos hizo. Y ahora este otro, que también hará bien. Sin duda, la sociedad francesa es rica en potencialidades, en diversidades que son llamadas a convertirse en oportunidades, siempre y cuando los valores republicanos de libertad, igualdad y fraternidad no sean solo una bandera ilusoria, sino profundizados y comprendidos en relación con su verdadero fundamento, que es trascendente”.

“Está completamente en juego un verdadero debate sobre los valores y las orientaciones reconocidos como comunes a todos. Los cristianos están llamados a participar en este debate con los creyentes de cada religión y con los hombres de buena voluntad, incluso con los no creyentes, con tal de promover el crecimiento de un mundo mejor. En este sentido, que la búsqueda del bien común que los impulsa a ustedes les lleve a escuchar con particular atención a todas las personas en condiciones de precariedad, sin olvidar a los migrantes que huyeron de sus países debido a la guerra, a la miseria y a la violencia. Así, en el ejercicio de sus responsabilidades, podrán contribuir en la edificación de una sociedad más justa y más humana, de una sociedad acogedora y fraterna. Encomendando su camino a Cristo, fuente de nuestra esperanza y de nuestro compromiso al servicio del bien común, invoco sobre ustedes, sobre sus familias, sobre su país, así como sobre los Obispos que les acompañan, la bendición del Señor”.

En el documento “Volver a encontrar el sentido del político en un mundo que cambia”, publicado recientemente en vista de las elecciones presidenciales del año que viene, la Conferencia Episcopal de Francia defiende los valores de solidaridad, fraternidad y del vivir en comunidad, además de decirse preocupada por las fracturas en la sociedad francesa y por la «ausencia de un proyecto o de visión a largo plazo».

Migrantes, islam, laicismo: “Parece que ya no funciona el contrato republicano que permitía que todos vivieran juntos en el territorio nacional”. El presidente del episcopado, monseñor Georges Pontier, en una conversación con el diario «Le Monde», que dedicó su primera plana al llamado de los obispos franceses, dijo: «Siento un poco de vergüenza por nuestro país cuando veo que la pequeña Jordania acoge a 1,5 millones de refugiados, y lo mismo Líbano, Grecia e Italia, que hacen lo que pueden desde hace años».

El Papa se refirió a este documento durante un encuentro con los jesuitas, reunidos en la Congregación general, el pasado 24 de octubre. En esa ocasión, Bergoglio dijo: “Los obispos franceses acaban de publicar una declaración sobre la política que retoma o sigue una de hace unos 15 o 20 años, “Réhabiliter la politique”, que era muy importante. Esa declaración —prosiguió Jorge Mario Bergoglio en su conversación con los jesuitas, misma que fue publicada íntegramente por la revista «La Civiltà Cattolica»— hizo historia: dio fuerza a la política, a la política como trabajo artesanal para construir la unidad de los pueblos y la unidad de un pueblo con todas las diversidades que tiene en su interior. En general, la opinión que escucho es que los políticos han caído bajo. Faltan esos grandes políticos que eran capaces de ponerse en juego en serio por sus ideales y no temían ni el diálogo ni la lucha, sino que seguían adelante, con inteligencia y con el carisma propio de la política. La política es una de las formas más altas de la caridad. La gran política. Y sobre esto, creo que las polarizaciones no ayudan: por el contrario, lo que sí ayuda en la política es el diálogo”.

El Papa recibió a los políticos franceses después de una audiencia privada al director cinematográfico estadounidense Martin Scorsese, que ayer estrenó su última película, «Silence», sobre los misioneros jesuitas que fueron a Japón durante el siglo XVIII.