Aleteia

Pixie, que nació con 500 gramos, cumple un año

FB Sharon Grant
Comparte
Comenta

Sobrevivió en una bolsa de bocadillos

No ha sido un año fácil para esta pequeña británica, que al nacer fue introducida en una bolsa de bocadillos para que no perdiera temperatura, una decisión de los médicos clave en su supervivencia.

Pixie decidió que tenía que luchar y ahí está. Nació a las 28 semanas con 500 gramos de peso, su supervivencia era complicada, pero con los cuidados médicos y sus ganas de vivir acaba de cumplir un año y supera los tres kilos de peso.

Se la ha llamado ‘niña milagro’, su historia es conocida; hay muchos otros casos similares aunque no comunes, como explica el doctor Máximo Vento, presidente de la Sociedad española de neonatología: “Que un bebé de 500 gramos sobreviva depende de su madurez; si es de acuerdo a su gestación, la viabilidad es inexistente, otra cosa es que el bebé fuera más maduro y que por problema de la placenta no cogiera peso y si tuviera ya 25-26 semanas podría llegar a tener una supervivencia del 35-40%.  Con 28 semanas, aunque pese 500 gramos, tiene bastante buen pronóstico“.

Otra cosa son las secuelas que van a sufrir estos bebés prematuros: “A las 28 semanas el pulmón es inmaduro, su capacidad de respirar es deficiente y ¿la alimentación? con soluciones parenterales y luego muy poco a poco por vía enteral ya con leche de la madre o del banco de leche del hospital”.

Vento advierte también que “son hospitalizaciones muy prolongadas y puede haber problemas secundarios si la desnutrición es grande”.

¿Serán niños normales? Pues responde Máximo Vento que “con un año no están todos los problema superados. A los dos años se les hace unas pruebas de desarrollo antes de entrar en la edad escolar, y durante la edad escolar porque hay problemas como hiperactividad que no se detectan hasta los 8 años”.


Artículo original en COPE.es

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día