Internacional

Yemen: terribles rumores sobre la suerte del padre Uzhunnalil

El padre salesiano, raptado tras el asesinato de cuatro religiosas, podría ser torturado y crucificado el próximo viernes. Convocada una oración intensa el Jueves Santo

web-tom-uzhunnalil-yemen-kidnapped-c2a9-tom-uzhunnalil-facebook

© TOM UZHUNNALIL / FACEBOOK

ACTUALIZACIÓn: El cardenal de Viena, Christoph Schönborn, afirmó durante la Vigila Pascual que el padre Tom finalmente fue crucificado el Viernes Santo, pero las fuentes locales aún no lo han confirmado. Prudencia y oración hasta que se confirme la terrible noticia

El sacerdote Tom Uzhunnalil, de 56 años, era el capellán de las misioneras de Madre Teresa muertas por yihadistas en Adén, en Yemen, el pasado 4 de marzo. Desde la terrible tragedia que costó la vida a 16 personas, en el convento todavía no tienen noticias del padre salesiano, secuestrado mientras se encontraba en la capilla durante el transcurso de los hechos. No obstante, unos oscuros rumores llegados hasta la India hablan de una posible ejecución por “crucifixión” del padre salesiano el Viernes Santo, el próximo 25 de marzo, día de la Pasión y muerte de Cristo en la cruz.

A modo de respuesta, el rector mayor de los salesianos, el padre Ángel Fernández Artime, invita a todos los salesianos a unirse a “un momento muy intenso de oración” por la paz, con una intención especial para el padre Tom, en la tarde del Jueves Santo, “día especial de vigilias y de intensos momentos de oración”. El Jueves Santo es un momento fundamental en el año litúrgico, porque fue en Jueves Santo cuando Jesús instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio, cuando comenzó su Pasión y se abandonó definitivamente a la voluntad del Padre. El comunicado está recogido en la agencia de noticias de los salesianos, ANS.

En un mensaje por vídeo difundido en 20 idiomas este lunes 21 de marzo a través de las redes sociales, el rector de los salesianos expresa, en nombre de toda la congregación, “nuestra cercanía y nuestra solidaridad” con la familia del padre Uzhunnalil, natural del estado de Kerala, en la India. Miembro de una familia profundamente católica, su tío Matthieu, también salesiano, fallecido el año pasado, fue el fundador de la misión en Yemen.

La crucifixión, ¿información o propaganda?

Los rumores de torturas y de la inminente ejecución del padre Tom, según un plan orquestado por los yihadistas, no están confirmados en absoluto, y se consideran “aparentemente carentes de ningún fundamento” por los salesianos, aunque son lo suficientemente alarmantes como para alimentar los temores acerca de la suerte del salesiano y la de “tantas personas de diferentes religiones y confesiones, que sufren un auténtico martirio” en diversas partes del mundo.

El vídeo del mensaje del Rector Mayor está disponible en 20 idiomas en el canal ANSChannel de YouTube. “Ojalá toda nuestra familia salesiana en el mundo y nuestros jóvenes pudiéramos estar unidos en las horas respectivas en esta misma oración por la paz”, concluye el padre Fernández.

El padre Tom estaba listo para el martirio

En las redes sociales circulan también imágenes de una carta enviada por fax y atribuida a la Madre Sally, la superiora de las Misioneras de la Caridad en Adén, única superviviente de la masacre. Según dicha carta, que describe el ataque, la religiosa había ido en busca del capellán para advertirle de lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, al capellán ya le constaba el estado de la situación a causa de los gritos que surgían del convento y, en lugar de huir, había ido a la capilla para consumir todas las hostias consagradas y evitar que los asaltantes cometieran actos sacrílegos. En otro pasaje, una hermana recuerda que el padre Uzhunnalil decía todos los días: “Preparémonos para el martirio”.

“No sabemos nada, no sabemos dónde está y si aún está vivo. Esperamos y oramos por él”, afirmaba también el obispo Paul Hinder, OFM Cap, Vicario Apostólico para Arabia del Sur (cf. Fides). Mientras tanto, Yemen sigue sufriendo la sacudida de la violencia y los ataques militares. El 14 de marzo, un centenar de personas murió en el bombardeo de un mercado abarrotado en Al Khamis, en la provincia de Hajjah, un bombardeo obra de una coalición dirigida por Arabia Saudí. El conflicto en Yemen ha provocado al menos 10.000 muertos y la evacuación de más de un millón y medio de personas.