Ciencia

Descubrimientos podrían llevar a terapias para el síndrome de Down

Pueden permitir a los investigadores diseñar estrategias para promover el funcionamiento del cerebro y mejorar la calidad de vida

Descubrimientos podrían llevar a terapias para el síndrome de Down

Andrea Abbot

Investigadores anunciaron la semana pasada un posible avance científico que podría ayudar a las personas con síndrome de Down.

Se trata de un descubrimiento que cambia de por vida la expresión genética para el cerebro de los nacidos con síndrome de Down y que podría conducir a terapias de tratamiento, según el estudio publicado en la revista Neuron.

Según Medical Xpress, el síndrome de Down aparece en uno de cada 691 nacidos vivos y es la causa genética más común de discapacidad mental, que afecta en EE.UU. a 400.000 personas.

Con el avance de los exámenes prenatales, los defensores pro-vida muestran su preocupación por que los niños no natos estén en creciente riesgo de ser abortados.

Aunque actualmente no hay tratamiento para el síndrome de Down, el trabajo de los investigadores bajo la dirección de Tarik Haydar, profesor asociado de Anatomía y Neurobiología de la Universidad de Boston, y de Nenad Sestan, profesor de Neurociencia en Yale, podría abrir el camino para nuevas terapias.

El equipo descubrió que la creación de la materia blanca en el cerebro, que consiste en el aislamiento de las fibras nerviosas (axiones) del cerebro, se ve alterado durante el desarrollo entre los periodos de la infancia a la edad adulta.

Según explica Medical Xpress:

Este descubrimiento era algo inesperado, dada la teoría actual de que muchos de los cambios que producen la discapacidad intelectual ocurren prenatalmente en los casos de SD.

También demostraron que los cambios en la materia blanca del cerebro se producen a causa de una serie específica de defectos de desarrollo en un tipo de células cerebrales, llamadas oligodendrocitos, que forman la materia blanca del cerebro, y esto es lo que causa una ralentización de la transmisión nerviosa.

“Este descubrimiento de los cambios genéticos que alteran la comunicación dentro del cerebro ha desvelado un objetivo completamente nuevo para las terapias cerebrales de las personas con SD”, explicó Haydar.

“Estos hallazgos podrían permitir a los investigadores diseñar estrategias para favorecer el funcionamiento cerebral y mejorar la calidad de vida”, añadió.

Los investigadores también consideran que estos descubrimientos podrían tener profundas implicaciones para individuos con otras discapacidades del desarrollo mental, como el autismo.