Aleteia

Virgen de Catemaco: Un nuevo acto sacrílego ensombrece a México

facebook Pedro Gueixpal Cobix / ELópez-Tamayo Biosca-cc
Comparte
Comenta

Roban las joyas que engalanaban a la Virgen del Carmen, la figura del Niño Jesús y dinero

Los actos sacrílegos continúan en México sin que, al parecer, exista autoridad alguna dispuesta a tomar cartas en el tema. Ahora tocó el turno a la Basílica de Nuestra Señora del Carmen, en Catemaco, Veracruz, un sitio histórico que se ha vuelto célebre, últimamente, por la acción de personas que se auto declaran “brujos”.

El sacrilegio fue, una vez más, disfrazado de robo. Desde luego que sí hubo un robo: el de las joyas que engalanaban a la Virgen del Carmen y el de la figura del Niño Jesús, además de llevarse el dinero de las alcancías de la Basílica, sobre todo el de la urna de cristal que protegía la imagen principal del templo.

Pero los maleantes, además de con sigilo, actuaron con saña. La imagen de bulto de Nuestra Señora del Carmen fue decapitada, le robaron al niño, lastimaron los brazos donde tenía otras joyas e hicieron pedazos la urna donde los fieles peregrinos dejan sus ofrendas para el culto.

El robo se cometió durante la noche del sábado 11 de abril y fue dado a conocer al día siguiente a través de las redes sociales, en donde se pidió el apoyo de la ciudadanía “para dar con los responsables de tan terrible sacrilegio”.

Gente sin formación humana

El párroco de la Basílica, el padre Joel Solano Cano, quien dio aviso a las autoridades policiacas y municipales de este sitio turístico por excelencia en el sur del Estado de Veracruz, caracterizado por un lago en medio de la exuberante selva tropical.

Tras una inspección en el lugar, los policías se percataron de que la cabeza de la Virgen se encontraba en el suelo, sin su corona, además de otras joyas que vestían a la venerada imagen por el pueblo fiel de la zona, perteneciente a la diócesis de San Andrés Tuxtla.

No se halló la figura del Niño Jesús, mismo que sustrajeron de uno de los brazos de la Nuestra Señora del Carmen que fue arrancado y el cual portaba una corona y diversas joyas, además del dinero en efectivo que se encontraba en la urna.

Sobre el monto de lo robado, el padre Solano manifestó que este pudiera rebasar los 80 mil pesos (unos 5 mil euros), entre las dos coronas y las joyas robadas, desconociendo la cantidad del dinero en efectivo que se llevaron, además de los daños provocados en este incidente.

Por último manifestó que espera que las autoridades den con el o los responsables de este hecho vandálico. “Los delincuentes hoy en día no respetan a nadie, son gente sin escrúpulos y eso es parte de la falta de formación humana”, dijo el padre Solano.

Por lo pronto, la figura maltrecha de Nuestra Señora del Carmen será enviada a restauración. No es la primera vez que sufre este tipo de ataques. Anteriormente ya había sido robada, por lo que se decidió ponerla tras una urna de cristal. De nada sirvió.

Temas de este artículo:
mexico
Newsletter
Recibe Aleteia cada día