Aleteia

Irak 2014: Cristianos, el genocidio implacable (II)

MUJAHED MOHAMMED/AFP
Comparte
Comenta

Es necesaria una protección eficaz de sus necesidades y derechos

A pesar de la precaución que evitó en 2013 la intervención estadounidense en Siria, el presidente Obama ya ha autorizado ataques aéreos en Irak. Más que el futuro de estos dos países, está en juego el éxito de una versión del radicalismo, más extremista incluso que al Qaeda. Las principales víctimas de este conflicto son los más débiles y las minorías. La saña con la que los cristianos están siendo vejados, asesinados y expulsados, conmueve a la opinión internacional y exige una protección eficaz de sus necesidades y derechos.

1. Una violencia extrema, contraria a los principios del Islam

“Los humillaremos en todas partes, si Alá quiere y alzaremos la bandera de Alá en la Casa Blanca”. Estas declaraciones del portavoz del Estado Islámico Abu Musa apuntan a que la situación de Irak en 2014 va más allá de una guerra civil convencional o de la simple extensión del conflicto en un país vecino. Supone una amenaza grave para la seguridad internacional y para su viabilidad como Estado. Las agresiones del autodenominado Estado Islámico persiguen un objetivo más amplio que la mera sustitución de los regímenes de Bagdad y Damasco. Esta inusitada violencia aspira a imponer un modelo extremista, en el que las minorías no tienen cabida. La situación en estos días es crítica en la provincia de Nínive, a 400 Km al norte de Bagdad. Una región caracterizada por una amplia diversidad étnica y religiosa. Uno de los grupos más afectados es el de la comunidad yazidí. De origen zoroastrista, han sido considerados “adoradores del diablo”. Este grupo de aproximadamente medio millón de personas ha sufrido una implacable persecución en Sinjar, donde unas treinta mil personas han quedado atrapadas. Una cantidad superior se ha visto obligada a huir hacia el Kurdistán autónomo.

La violencia alcanza a grupos tanto étnicos (turcomanos) como religiosos (shabak, rama chií). La brutalidad (decapitaciones, violaciones, ejecuciones, saqueos) está alcanzando un grado que ha provocado la reacción internacional. Fenómenos como la venta de mujeres como esclavas revela de manera especial el uso del feminicidio para estos propósitos de limpieza étnica. Francia ha solicitado una reunión del Consejo de seguridad de la ONU. El primer ministro británico ha condenado estos “bárbaros” ataques. Por su lado, el presidente Obama estudia actualmente ataques aéreos y ha comenzado un programa de ayuda humanitaria.

Referencias:

TAYLOR, A.: “Why U.S. bombs are falling on Iraq and not Syria”, The Washington Post, 8-VIII-14, disponible en: http://www.washingtonpost.com/blogs/worldviews/wp/2014/08/08/why-u-s-bombs-are-falling-on-iraq-and-not-syria/
ACIPRENSA (ed.): “Atrocidades en Irak: Extremistas del ISIL ejecutan niños cristianos y esclavizan mujeres”, 8-VIII-14, en Aleteia.org, http://www.aleteia.org/es/internacional/contenido-agregado/atrocidades-en-irak-extremistas-del-isil-ejecutan-ninos-cristianos-y-esclavizan-mujeres-5864715280449536
CORPAS AGUIRRE, M.A.: “Irak 2014: la guerra que no cesa (I)”,  8-VIII-14, en Aleteia.org, en: http://www.aleteia.org/es/internacional/articulo/irak-2014-la-guerra-que-no-cesa-i-5803022370209792

2. Cristianos en el Islam: una minoría crecientemente perseguida

Los cristianos han sufrido intolerancia, violencia, discriminación y prejuicio. En las últimas décadas han visto cómo su situación empeoraba progresivamente y su número se reducía drásticamente debido a la emigración forzada. En estos días la toma de Qaraqosh ha desencadenado una tragedia humanitaria. Esta urbe, de unos 50 mil habitantes, está emplazada en la zona histórica asiria y es también conocida como Bajdida o al-Hamdaniya. Se han perpetrado diversos atentados contra lugares históricos y religiosos por considerarlos “heréticos”.

Los cristianos de la zona, unos cien mil, se han visto obligados a abandonar sus hogares para salvar su vida, huyendo a pie hacia la zona kurda. Proceden de la región de Nínive, también de otras ciudades como Tal Kaif, Bartela, al Kwair y Karamlesh. La retirada táctica de los peshmergas kurdos ante el avance del Estado Islámico los ha dejado en una situación de absoluta desprotección. 

En palabras del patriarca caldeo Louis Sako, se trata de un auténtico éxodo, un “viacrucis” que puede derivar en un genocidio si la comunidad internacional no lo evita. Ha indicado igualmente en un mensaje al Papa la necesidad de una solución pacífica y el cese de los lazos económicos, políticos y militares que alimentan este intolerable radicalismo. Algo que también supone una amenaza para el pueblo árabe musulmán. Ante la ausencia o debilidad del gobierno de Bagdad, la única resistencia la ofrece la entidad autónoma kurda de Erbil, de recursos limitados y descoordinados con el ejecutivo central.

Los desplazados carecen de suministro de alimentos, agua y medicinas. No existe seguridad ni refugio posible. Las personas más débiles (niños, ancianos, enfermos) se hallan en una acuciante desprotección. Se han eliminado las cruces de las iglesias y se han dañado y ocupado las propiedades de las comunidades cristianas. Como había sucedido en Mosul, ha habido presiones para la conversión forzosa bajo amenaza de muerte. Una coacción no contemplada en el Islam como práctica legítima. La alternativa del impuesto coránico de capitación (jizya) ha sido fijada en una cuantía insoportable para una población acosada y empobrecida. Según el arzobispo caldeo de Kirkuk y Suleimaniya, Joseph Thomas, se trata de una catástrofe, una situación trágica. Denuncia la destrucción de manuscritos y enseres religiosos, así como las condiciones deplorables en las que se está produciendo este éxodo.

Referencias:

ACI/EWTN (ed.): “Monseñor Sako: miles de cristianos iraquíes están sufriendo un éxodo, un viacrucis”, 7-VIII-2014, en Aciprensa.com, en: http://www.aciprensa.com/noticias/mons-sako-miles-de-cristianos-iraquies-estan-sufriendo-un-exodo-un-via-crucis-57482/#.U-SjYyUcRdg

COPE: “Cuatro opciones para los cristianos en Iraq: Convertirse, pagar, huir o morir”, 25-VII-14, en Aleteia.org, en: http://www.aleteia.org/es/religion/contenido-agregado/cuatro-opciones-para-los-cristianos-en-iraq-convertirse-pagar-huir-o-morir-5799954018729984

3. Cristianos: la minoría hostigada

Esta estrategia totalitaria ha sido ya utilizada en la mencionada ciudad de Mosul. Allí los cristianos han sido exterminados o expulsados durante estos meses de ocupación. Con una medida que recuerda el antisemitismo nazi,  marcaron las casas y negocios cristianos con la letra N (“nun” del alifato), como inicio de la palabra nazareno, sinónimo de cristiano. Este símbolo vejatorio e instrumento de persecución se ha convertido, no obstante, en un icono mundial de la solidaridad de los cristianos de todo el mundo, en particular a través de las redes sociales. De ahí la multiplicación de etiquetas como #porloscristianosperseguidos, #prayforirak, #quesesepa o #WeAreN.

El 19 de julio los extremistas lanzaron un ultimátum que acabó con la presencia centenaria de la comunidad cristiana en la segunda ciudad del país. Milicianos armados obligaron a este desalojo y muchos fueron vejados y saqueados. La última familia, la de Bashar Nasih Behnam, discapacitada, fue obligada a abandonar su hogar bajo amenaza de decapitación.

Multitud de organizaciones cristianas han hecho llamamientos solidarios. Por ejemplo, el comunicado de los obispos de oriente medio realizado desde Líbano por el maronita Bulos Matar. Constatan su preocupación por la tímida reacción de las potencias implicadas, particularmente de la Liga Árabe y la Unión Europea. Asimismo, este drama humanitario y la violación de los derechos humanos ha sido una preocupación constante del

Papa Francisco. El día 7 de agosto, hizo un llamamiento urgente a la comunidad internacional para detener esta tragedia. Recordó su cercanía espiritual a los que pasan por esta “dolorosísima prueba”, uniéndose a los obispos locales y pidiendo junto a ellos una oración al espíritu para lograr el don de la paz. El portavoz pontificio, Federico Lombardi, citó las palabras del Ángelus del 20 de julio en las que el Santo Padre se unía a “nuestros hermanos perseguidos y expulsados”. Durante su pontificado ha insistido en numerosas declaraciones y escritos en la gravedad de estos ataques a la libertad religiosa de los cristianos en el mundo. Una exclusión y violencia contra las minorías en Asia y África, que puede competir en términos cuantitativos e inquina con otras persecuciones históricas. Movido por esta honda preocupación, ha enviado al cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los pueblos a Irak. Este antiguo nuncio tiene la misión de llevar el apoyo espiritual y la solidaridad de la Iglesia a toda la población sufriente del país.  

El pueblo de Irak viene padeciendo dictaduras, guerras y terrorismo en los últimos 50 años. Su posición estratégica en el tablero de Oriente Próximo ha convertido al país en el centro del escenario internacional en numerosas ocasiones. Las víctimas de estas desgracias han sido los ciudadanos iraquíes, que han sufrido violaciones de sus derechos, exilio, matanzas y una insoportable ausencia de paz y estabilidad. Esta injusticia estructural sufrida por la mayoría de la población, ha sido especialmente grave con los más débiles. Con las minorías kurda y cristiana.

Referencias:

“Musulmanes, condenad la violencia contra los cristianos: es un crimen contra la humanidad”, Comunicado de los Patriarcas orientales: Europa, no seas cómplice de la desaparición de los cristianos de Oriente Medio, 8-VIII-14, en Aleteia.org, http://www.aleteia.org/es/internacional/articulo/musulmanes-condenad-la-violencia-contra-los-cristianos-es-un-crimen-contra-la-humanidad-5884265971580928

ALETEIA (ed.): “Irak: Los yihaidistas destruyen la mezquita de Mosul en honor a Jonás”, 25-VII-14, en Alateia.org, en: http://www.aleteia.org/es/internacional/noticias/irak-los-yihaidistas-destruyen-la-mezquita-de-mosul-en-honor-a-jonas-5828793650380800

 

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día