Aleteia

“Pararon a automovilistas y peatones, si eran cristianos los mataban”

STRINGER / AFP
Comparte
Comenta

Decenas de muertos en dos asaltos a la misma región de Kenya en diez días

Al menos nueve personas murieron y diez permanecen desaparecidas tras un asalto, este lunes, al pueblo de Majembeni, en la costa de Kenya cerca de la isla de Lamu, llevado a cabo por un grupo de hombres que además podría haber tomado como rehenes a mujeres y niños.

El lugar afectado se encuentra a pocos kilómetros de Mpeketoni, la ciudad en la que murieron al menos 50 personas el 15 de junio a causa de otro ataque, según informó a Fides el obispo de Malindi y administrador apostólico de Mombasa, monseñor Emanuel Barbara.
 
Respecto al ataque del domingo en Mpeketoni, el obispo Barbara explicó que comenzó a las ocho y media de la tarde cuando unos cincuenta guerrilleros llegaron al centro de la ciudad y atacaron la comisaría, una antena de telefonía móvil y dos hoteles.
 
“Pararon a automovilistas y peatones, preguntándoles si eran musulmanes o cristianos; si eran cristianos los mataban”, relató monseñor Barbara.
 
En Mpeketoni hay tres parroquias y cuatro conventos de monjas. Un convento está situado en el centro de la ciudad, la zona atacada. Gracias a Dios, las hermanas no se han visto involucradas en el asalto. Yo les aconsejé apagar todas las luces y no moverse del convento”, dijo el obispo.
 
Los habitantes de Mpeketoni han colocado barricadas para impedir el paso a los habitantes de Lamu, porque los consideran cómplices de aquellos que atacaron su ciudad. La población de Lamu está compuesta por bajuni, una población mixta de árabes y africanos de la costa.
 
El obispo mostró su preocupación por la posibilidad de que estos ataques reaviven el odio étnico que causó miles de muertes los años 2007 y 2008.
 
Los Shabaab somalíes han atribuido la responsabilidad del ataque a Majembeni y a Mpeketoni. “Ellos justifican los ataques no sólo por la presencia de tropas de Kenia en Somalia, sino también para vengar a los imanes que fueron asesinados recientemente en Kenia. Se trata de una reivindicación hecha ya antes por los radicales islamistas keniatas”, explicó el obispo. 

 
“Varios imanes radicales murieron en circunstancias misteriosas en la costa de Kenia. Según la opinión pública, estos asesinatos han sido encargados o por el gobierno o por los comerciantes locales, que ven a estos predicadores como una amenaza para el turismo y para sus negocios”, añadió el prelado.
 
Incluso algunos imames moderados han sido asesinados por los islamistas radicales, el último hace sólo 15 días; se trata del jeque Mohamed Idris, presidente del Consejo de Imanes y Predicadores de Kenia.

 
El Gobierno ha enviado a militares y policías para tratar de mantener la seguridad en la zona. Monseñor Barbara, que ha ido a visitar Mpeketoni, declaró que “hay un fondo islámico, pero está claro que también existe un fondo étnico en estos ataques”.
 
Según las pruebas recogidas sobre el terreno algunos de los agresores han sido reconocidos como bajuni, una población mixta de árabes y africanos, que vive en la costa de Kenia.
 
“Creemos que se trata de un grupo armado formado específicamente para este ataque y compuesto por elementos keniatas y extranjeros”, dijo el obispo.
 
En Mpeketoni faltan cincuenta personas, desde la noche del ataque. “Se cree que están refugiados en el bosque”.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día